Cultura y Sociedad

Beneficios de usar un TPV en la nube

Un TPV (Siglas de Terminal de punto de venta) es una práctica herramienta que permite procesar el cobro de artículos o servicios de una empresa. Entre sus principales ventajas destaca la agilización de los cobros de las empresas, y la tramitación de pedidos.

No solo se usa para cobrar, en el momento en el que se hace una transacción, esta quedará registrada en el software asociado, por lo que se podrá organizar toda la información y consultarla en cualquier momento.

Pero como todo sistema, los TPVs también han evolucionado, y ahora están aquí aquellos basados en la nube. Si quieres saber qué son y cómo gestionar tu TPV basado en la nube, sigue leyendo:

¿Qué son los TPV en la nube y cuáles son sus características?

Son herramientas de venta que, como están alojadas en la nube, no requieren de una instalación, mantenimiento o implementación a cuenta de un usuario.

Lo único que tendremos que hacer es ponernos en contacto con la empresa que nos provea dicho servicio. Esta entidad nos proporciona tanto el aparato TPV, como el software de gestión asociado al mismo. Nos permite gestionar ventas, compras, hacer operaciones de facturación y de almacenaje, entre todas funciones.

Lo único que necesita el TPV para funcionar es un ordenador y una conexión a la RED. Se puede complementar el sistema si se conecta a una impresora de tickets (de esta forma, podrá funcionar también como si fuera un TPV convencional).

¿Por qué resulta tan interesante usar un TPV en la nube?

Seguridad

Los datos que registra el TPV estarán ubicados en un servidor externo. Por ello, en el caso de que se produzca cualquier accidente que afecte a los datos locales, estos seguirán existiendo en el servidor.

Fácil de implementar

Implementar un sistema de TPV en la nube es muy sencillo. Y es que el software en sí ya está instalado, por lo que tan solo tendremos que seguir el tutorial para hacer una correcta migración de la base de datos de la empresa.

Ahorraremos tiempo y dinero; y es que no tendremos que estar pagando por una licencia, dedicarle tiempo a instalar un software en el ordenador, ni buscar la manera de interconectar los diferentes dispositivos de la red entre sí.

 Atención al cliente: soporte técnico

El soporte técnico que se suele ofrecer a un servicio de TPV en la nube suele ser más ágil que en un TPV físico. En este último caso, un técnico tendrá que desplazarse físicamente a nuestra ubicación, instalar la actualización pertinente, corregir el problema…

En los TPV en la nube es mucho más probable que el error se pueda corregir de manera online, por lo que suele ser más rápido.

Copias de seguridad

Ya no nos tendremos que preocupar de las copias de seguridad, ya que estas se llevarán a cabo de manera periódica, por lo que pueda llegar a pasar.

Por todas estas razones, te recomendamos que apuestes por un sistema de TPV en la nube.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

tres × 4 =