Cultura y Sociedad

Paco Marín, un renacentista del siglo XXI

El añorado profesor, artista y amigo Paco Marín nos dejó la noche del 20 de agosto de 2013. El Universo que tanto amó se vistió esa noche de gala para recibirlo con una majestuosa luna llena, estrellas que brillaban como nunca, una explosión de nova en la constelación

Paco Marín junto a su amigo “Einstein” (2006).  (A. Acedo).

El añorado profesor, artista y amigo Paco Marín nos dejó la noche del 20 de agosto de 2013. El Universo que tanto amó se vistió esa noche de gala para recibirlo con una majestuosa luna llena, estrellas que brillaban como nunca, una explosión de nova en  la constelación del Delfín y el nacimiento de una  estrella en la constelación de la Vela. Desde entonces la Asociación Astronómica Serranía de Ronda “Abbás Ibn Firnás”, y otros colectivos, le hemos recordado mediante rutas, exposiciones, jornadas, conferencias, etc.  Digno de mencionar es el nombramiento  de “Hijo Adoptivo”, por el Ayuntamiento de Ronda en el año 2015, y la labor que realizan los Conservadores del Legado de Paco Marín para que su legado permanezca en la memoria de todos y sirva de ejemplo a las generaciones futuras.

A lo largo de este verano en diversas actividades lúdicas-divulgativas, en las que ha colaborado la Asociación Astronómica de nuestra Serranía, Paco Marín ha tenido su espacio donde se le ha homenajeado con escritos, anécdotas e incluso con grabaciones de él donde pone de manifiesto su pasión por el Cosmos. Recordaremos  a modo de ejemplo, las siguientes actividades: “VI Ruta homenaje a Paco Marín y en Defensa de los Caminos Públicos” (Asociación Senderista Pasos Largos, ARACA, Federación Andaluza de Montaña, Plataforma en Defensa de los Caminos Públicos); “Taller de Astronomía” (Asociación Montessori – Llano de la Cruz); “El Firmamento desde el Nacimiento (Recordando a Paco Marín)” (Ayuntamiento Cuevas del  Becerro) y “Día de las Estrellas” (Ayuntamiento de Arriate).

Paco Marín fue una persona culta, profesor innovador, artista singular, poeta y sobre todo buena gente. Paco ha sido muy apreciado dentro y fuera de nuestras fronteras, sirva como ejemplo algunas líneas del prestigioso científico andaluz Juan Pérez Mercader, considerado uno de los mejores investigadores del mundo en el área de la Astrobiología que actualmente trabaja en la Universidad de Harvard en Estados Unidos: “[…] nos conocíamos desde hace muchos años, cuando el estudiaba biológicas y yo físicas en Sevilla. Me pareció un tío creativo, comprometido y muy cariñoso. Guardo en Madrid (ahora vivo en los EEUU), junto con mis libros, algunas cosas que me envió, incluyendo alguno de sus magníficos dibujos y creo recordar que algo referente a las aves de Ronda. Incluida la Chova Piquirroja, sobre la que en una de mis visitas echamos un rato hablando de ella”. Y finaliza indicando: “[…] ¡recordaremos que cada vez que respiramos hay una molécula de oxigeno que estuvo en algún momento en sus pulmones!”.

Su innovadora metodología pedagógica no pasó desapercibida y fue elogiada en diversos medios. Un claro ejemplo lo tenemos en el siguiente fragmento del trabajo titulado “Educación, televisión e infancia: la imprescindible reconquista de las utopías perdidas” (2005), de Agustín García Matilla, vicerrector del Campus de Segovia en la Universidad de Valladolid: “[…] Su objetivo principal es conseguir que sus alumnos amen la naturaleza por encima de todo, la conozcan de cerca y sobre todo que sean buena gente. […] Su vocación pedagógica le lleva a aplicar una metodología innovadora que sirva para la vida. Parte del sentido común y de algo tan fundamental como es el ser capaz de escuchar a sus alumnos y buscar los centros de interés de su disciplina en aquellos contenidos que motivan individualmente a los escolares o que incluso surgen de la propia iniciativa del grupo. Los lleva al campo a observar la naturaleza, les sugiere trabajos que exigen de su observación curiosa. Con Paco no hay fracasos escolares, los alumnos que han pasado por su clase, y  transcurridos los años, lo siguen recordando como un maestro que enseñó cosas útiles para la vida. Como muchos buenos maestros, Paco no necesita “examinar” y si lleva un control individualizado de cada alumno. A cada cuál le pide cuentas según sus capacidades, y busca que el propio individuo explote al máximo sus valores y cualidades”.

Deseo finalizar con unas palabras del conocido investigador y escritor rondeño Antonio Garrido: “[…] De Paco, nos acompañará siempre, el recuerdo de su bondad, de su sabiduría, de sus habilidades, y el de sus inefables, atiborradas alforjas, hasta arriba colmadas de logros, de proyectos, de sueños cumplidos, mostrándonos un camino que muchos emprenden pero que sólo unos pocos, como él, acaban recorriendo”.

Amigo Paco, ¡SIEMPRE ESTARÁS EN NUESTROS CORAZONES!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

doce − once =