Cultura y Sociedad

La Soledad retó al viento y cerró por todo lo alto el Viernes Santo rondeño

Aunque recortando su recorrido la comitiva pudo realizar su estación de penitencia

Impresionante salida de La Soledad desde la iglesia de La Merced en la noche del Viernes Santo.

La noche del Viernes Santo está a punto de cerrarse en Ronda y el viento sopla con gran intensidad en las inmediaciones de la iglesia de La Merced. Hasta este templo van llegando poco a poco los nazarenos y los horquilleros de la Hermandad de María Santísima en La Soledad.

Las previsiones no son buenas. Por una parte de anuncian fuertes rachas de viento y lluvia a última hora de la noche. Con estas condiciones, la Junta de Gobierno solicitó a la Agrupación de Hermandades de Cofradías de Ronda autorización para acortar el recorrido de la estación de penitencia, y así también el tiempo en la calle. Y fue acertada la decisión, puesto que La Virgen de la Soledad pudo recorrer durante dos horas las calles rondeñas, poniendo fin de esta forma a una extraordinaria Semana de Pasión en Ronda.

Como siempre fue espectacular su salida y descenso por las escalinata de La Merced, con el sonoro aplauso de los cientos de presentes en aquel momento.

Con el sonido del tambor y la música de capilla del trío Lignum Crucis de Sevilla pasó el trono de horquilleros por la tribuna oficial y se realizó el acto sacramental en la parroquia del Socorro. Este año, como estrenos, la cofradía ofrecía nuevos antifaces. Este año, también, como novedad, el hermano mayor de la Virgen de la Paz, Patrona de Ronda, y con la que está hermanada La Soledad, marchaba en el cortejo con traje de nazareno.

Dolor de la Madre y un puñal clavado en el pecho ante la pérdida de su Hijo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

18 − dos =