Sin categoría

Acudir a terapia es la mejor solución para los problemas de pareja

A día de hoy emparejarse es más fácil que nunca en plena era digital, puesto que existen multitud de redes sociales y apps que permiten dar con otros individuos de similares gustos y preferencias en general, los cuales también están en busca de una relación duradera. Sin embargo, los problemas de pareja siguen surgiendo habitualmente a pesar de la sencillez que se da a la hora de encontrar a aquella persona que es ideal para uno mismo.

Son varias las soluciones aplicables para que desaparezcan este tipo de contratiempos entre novios, prometidos y matrimonios, pero algunas de ellas son parches temporales que no eliminan por completo los problemas en cuestión. Afortunadamente uno de los remedios sí goza de una efectividad completa, consistiendo el mismo en ir a terapia de pareja para exponer las contrariedades y los dilemas que han surgido, logrando poco a poco que todo pase a ser historia y la relación vuelva a encauzarse.

La sociedad malagueña tiene la suerte de contar con algunos de los mejores profesionales de todo el país. Así lo demuestra el gran prestigio de los psicologos en malaga y los terapeutas en general que desempeñan sus labores tanto en la capital como en Ronda y otras ciudades de la provincia. Los servicios que ofrecen son conocidos en toda Andalucía por los excelentes resultados proporcionados sobretodo a la hora de tratar problemas de pareja.

Y es que los mismos pueden llegar a suponer un auténtico quebradero de cabeza tanto para él como para ella, pero los conocimientos y la dilatada experiencia de los mencionados profesionales dan pie a que cualquier contratiempo termine solucionándose al cien por cien. Para tal fin principalmente sus sesiones se centran en optimizar la comunicación de ambos miembros aplicando una serie de técnicas que solamente conviene poner en práctica con la presencia de un profesional que supervise todas las acciones llevadas a cabo.

Uno de los impedimentos que acostumbran a surgir al tratar de entablar conversaciones con la pareja se resume en una especie de bloqueo, el cual puede ser producido por la falta de confianza o por muchos otros motivos. Así pues, los novios o casados no son capaces de hablar sobre temas de importancia originándose un clima de cierta hostilidad que acaba afectando a la convivencia mutua.

Acudiendo a terapia de pareja dicho bloqueo es vencido con varias técnicas, siendo una de las más eficaces la del cambio de papeles o sesión de rol. El profesional invita a uno de los dos a hablar con él olvidándose por completo de que es un terapeuta, sino que en su interior debe hacer el esfuerzo de pensar que en realidad se trata de su propio novio/a, marido o mujer. De esta manera al ver una figura distinta el bloqueo poco a poco es esquivado consiguiendo que la comunicación, de manera indirecta en un principio, vuelva a fluir y salgan a la palestra el resto de problemas existentes en la pareja.

Los impedimentos en la comunicación originan una falta de confianza y la absoluta ausencia de la sinceridad, por lo que los contratiempos poco a poco van aumentando hasta que se pone fin a dicha situación con una sesión de rol o con cualquier otra técnica de las que acostumbran a poner en práctica los terapeutas no solamente de Málaga, sino también del resto del mundo, puesto que la efectividad de las mismas ha quedado demostrada en múltiples ocasiones.

Una clara muestra de ello reside en el elevado porcentaje de parejas que vuelven a experimentar sensaciones idénticas a las que tenían en los primeros años de enamorados tras pasar por una mala época y, finalmente, haber decidido de mutuo acuerdo presenciarse en una terapia de pareja para zanjar las adversidades que inevitablemente acaban saliendo a relucir en prácticamente toda pareja tras un tiempo de relación.

Por mucho amor que destilen ambos miembros con el paso de los años el mismo puede ir menguando conforme se producen los típicos roces, aspecto que acostumbra a ocasionar una considerable disminución de la empatía hacia el otro ser querido. Las sesiones llevadas a cabo por psicólogos y terapeutas consiguen devolverle al sujeto la capacidad de ponerse en la piel del otro dejando a un lado los intereses personales con el objetivo de centrarse exclusivamente en el bien común.

La terapia de pareja no solamente es útil para la falta de comunicación o la ausencia de empatía, sino que también puede llegar a resolver problemas tan graves como las infidelidades. De hecho, acudir a tiempo a un profesional de confianza puede evitar que la relación termine en ruptura o divorcio. Es por ello que, tras surgir contratiempos entre novios o matrimonios es fundamental recurrir cuanto antes a un terapeuta para que la reconciliación sea posible y el amor siga perdurando produciéndose incluso un refuerzo de la relación que parecía estar condenada al fracaso.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dos × 3 =