Cultura y Sociedad

Aprender inglés o francés es fácil y divertido en la Academia LCF Kids Club de Ronda

Todos los alumnos de este centro que se presentaron el pasado curso a los exámenes oficiales de B1 y B2 lograron superarlos y consiguieron la titulación

Las conversaciones en inglés son una de las bases fundamentales para aprender este idioma.

Aquella antigua idea de que aprender inglés era difícil y aburrido ya se puede olvidar, si se decide acudir a la Academia de Idiomas LCF Kids Club, situada en la calle Molino, número 7. Y es que en este centro aprender un segundo idioma de forma divertida y entretenida es lo más normal.

En esta academia rondeña que inició su andadura hace ahora cinco años, se forman cada curso unos 150 alumnos, con edades que van desde los tres años hasta adultos. Según explica su gerente, Sandra Martínez, “creo que nuestro éxito está en que acercamos el inglés de forma natural y de la manera más sencilla posible”. Prueba de ello es que el pasado curso todos los alumnos de este centro que se presentaron a los exámenes oficiales de B1 y B2 lograron superarlos y consiguieron la titulación.

Los profesores buscan que las clases sean divertidas.
Los profesores buscan que las clases sean divertidas.

Además, este año se incorpora a la oferta educativa el idioma francés. “Es una apuesta que hemos puesto en marcha ante la demanda que nos ha llegado”, dijo Martínez.

Para ello, esta academia, que dispone de cuatro aulas completamente equipadas con sistemas audiovisuales y todo tipo de soportes, además cuenta con dos profesores de nativos, como son Keath y April, y con Sonia para los más pequeños. Igualmente este año se ha incorporado al equipo Juanma, que será el encargado de ofrecer las clases de francés.

Para acercar de forma fácil estos idiomas a los alumnos, se ofrecen audiovisuales y se realizan juegos, manualidades, música, etc. Además, las conversaciones que se mantienen en inglés o francés son de temas de actualidad, e incluso de fútbol si hay bastantes aficionados a este deporte en la clase. Por ello, una hora hablando de forma continua un segundo idioma tiene una gran eficacia a la hora de asimilar palabras, conceptos y su pronunciación.

Y es que LCF Kids Club ha sido autorizado por Cambridge English Language Assessment como Centro Oficial para la preparación de los exámenes oficiales para la obtención de las titulaciones específicas B1, B2, C1 y C2.

Otra de las premisas de LCF Kids Club es la de hacer asequible el aprendizaje de un segundo idioma a toda clase de personas, para ello se cuenta con una cuota de sólo 35 euros al mes.

Aprender inglés o francés ya está al alcance de todos.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

4 × tres =