Ronda

IU, con sólo dos concejales, volverá a llevarse este año más de 95.000 euros en sueldos y asignaciones del Ayuntamiento

El Gobierno Tripartito (PSOE, PA e IU), rechazará esta tarde en el Pleno la impugnación que presentó APR contra los presupuestos de 2017, donde se contemplan estas retribuciones a los concejales

Los concejales Álvaro Carreño y Paqui González en la sede de IU.

Esta tarde del lunes, en el Pleno ordinario que se ha convocado en el Ayuntamiento, además de la discusión sobre el proyecto de la almazara ecológica de Philippe Starck, que se espera que acapare gran parte de la sesión, con toda seguridad se aprobarán de forma definitiva los presupuestos municipales de 2017 una vez que el equipo de Gobierno Tripartito (PSOE, PA, e IU), rechace la impugnación que presentó semanas atrás Alianza por Ronda al considerar que carecen de una serie de requisitos formales que establece la Ley, así como deficiencias en las cuestiones de fondo.

De esta forma el Tripartito desbloqueará los presupuestos para este año, en los que apenas se destina dinero para inversiones públicas. Sin embargo, se ha mantenido la misma partida que existía anteriormente referente a las retribuciones que cobran los concejales. Es decir, que se mantienen los mismos sueldos que cobraron en 2016.

Y ¿eso qué supone?, pues supone, por ejemplo, que Izquierda Unida con sus dos únicos concejales: Álvaro Carreño y Paqui González, sigue siendo uno de los partidos más beneficiados de la Corporación Municipal, al llevarse este año otra vez más de 95.000 euros en conceptos de sueldos de sus ediles, gastos de seguridad social y asignaciones por grupo político.

Tal y como publicamos el año pasado, y que ahora recordamos teniendo en cuenta que son las mismas cantidades, el sueldo bruto de Carreño por su dedicación exclusiva como concejal del Gobierno local supone anualmente un gasto para el Consistorio de 40.943 euros, a los que hay que sumar unos 10.000 euros más en concepto de costes de Seguridad Social (30% aproximadamente), que también aporta el Ayuntamiento. Con todo ello, su coste para las arcas municipales es de unos 50.000 euros.

Mientras, Paqui González, con una dedicación parcial, tiene un sueldo bruto anual de 24.556 euros, a los que hay que añadir los 6.139 euros de costes de la Seguridad Social, por lo que su coste total para el Consistorio es de 30.695 euros.

Pero IU también ingresa una partida importante como Grupo Municipal, ya que además de los 900 euros mensuales que percibe de asignación fija, también recibe otros 300 euros más por sus dos concejales (a razón de 150 euros por edil, según está estipulado). Ello indica que cada mes IU percibe 1.200 euros, lo que al cabo del año supone 14.400 euros.

Sumando estos tres conceptos, y sin incluir las posibles dietas que estos ediles presenten por sus desplazamientos oficiales, el coste total de IU para los rondeños es de 95.038 euros.

Mientras tanto, el PSOE, con cuatro de sus concejales con dedicación exclusiva (de los seis que tiene su grupo): Teresa Valdenebro (alcaldesa), Alberto Orozco, Francisco Márquez y María José Sánchez, es sin lugar a dudas el partido más beneficiado en el reparto de fondos públicos.

Así la alcaldesa, que es la que más cobra en la Corporación, recibe anualmente un sueldo bruto de 54.540 euros, a los que hay que sumarle los 10.000 euros de coste de Seguridad Social, con lo que las arcas municipales destinan 64.540 euros para su nómina.

Mientras tanto, los tres ediles con dedicación exclusiva, al igual que ocurre con Carreño, le cuestan al Ayuntamiento cerca de 50.000 euros anuales por cada uno de ellos. Es decir, 150.000 euros al año.

En cuanto a la asignación por grupo, el PSOE ingresa los 900 euros mensuales, más otros 900 euros por sus seis concejales. En definitiva 1.800 euros al mes, lo que supone 21.600 euros al año.

Sumando todas estas cantidades nos encontramos que el PSOE se lleva cada año del Ayuntamiento 245.140 euros.

El tercer grupo del Gobierno local, el Partido Andalucista, tiene a una concejal con dedicación exclusiva, Isabel Barriga, y otro con dedicación parcial, Rafael Flores. La tercera de sus ediles no cuenta con  sueldo fijo, por lo que cobra por asistencia a comisiones y a plenos.

Por ello el PA, entre los sueldos y gastos de Seguridad Social de sus concejales le cuesta al Ayuntamiento unos 80.000 euros. A ello hay que sumarle los 16.200 euros que recibe como grupo con tres concejales.

Si la edil que no cobra, María José Zarzavilla, asiste a una media de dos comisiones  al mes (70 euros por comisión) y un pleno por mes (150 euros), se embolsa al año 3.480 euros. Con todo ello los andalucistas les cuentan a las arcas municipales 99.680 euros, poco más que IU, a pesar de contar con un concejal más que la formación de izquierdas.

La oposición

El PP, que ganó las elecciones municipales de mayo de 2015 con siete concejales y que después perdió la alcaldía con el pacto firmado entre PSOE, PA e IU, percibe en su conjunto menos dinero de las arcas públicas que los tres partidos citados anteriormente.

El Grupo Municipal del PP sólo cuenta con una dedicación exclusiva, la de su portavoz, Maripaz Fernández, en base al acuerdo plenario en el que se decidió que los portavoces municipales deberían estar liberados para poder realizar con facilidad su trabajo de oposición. Una propuesta que fue aprobada por unanimidad cuando PSOE, PA e IU estaban en la oposición.

Así, el sueldo de Fernández supone un coste de 50.000 euros, a los que hay que sumar los 1.950 euros de la asignación de grupo con siete concejales, lo que significa 23.400 euros al año.

Por otra parte, los dos concejales que asisten a las comisiones municipales al mes: una de Hacienda y otra de Obras (que van rotando), perciben una gratificación de 280 euros al mes, lo que supone 3.360 euros al año.

Habitualmente hay un pleno al mes, por lo que por este aspecto sus seis ediles sin dedicación cobran 10.800 euros al año. La portavoz no cobra por ir a pleno.

Con todos estos conceptos, el PP supone un desembolso para el Consistorio de 87.560 euros al año.

Finalmente, Alianza por Ronda (APR), cuenta también con un único concejal con dedicación exclusiva, Carlos Mirasol, con un coste de 50.000 euros anuales.

Por grupo con tres ediles percibe 16.200 euros al año, y por asistencia a comisiones 3.360 euros al año. A ello se suma que dos concejales perciben 3.600 euros año por asistencia a pleno. El que tiene liberación no percibe este concepto. Ello hace un total 73.160 euros, la cantidad más baja de todas.

Sumando todas estas cifras nos encontramos que el coste total para el Consistorio de los concejales y los cinco grupos políticos supone una cantidad de 590.578 euros al año.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

16 − 2 =