Comarca

Naturaleza y vistas únicas en el sendero de El Romeral de Faraján

La ruta senderista tiene una dificultad fácil, por lo que cualquier persona con una mínima condición física podría realizarla sin mayores dificultades, aunque durante el recorrido también es necesario salvar alguna fuerte pendiente

Parajes por los que discurre el sendero El Romeral de Faraján.

La localidad de Faraján, ubicada a unos 20 minutos de Ronda y en pleno Valle del Genal, cuenta en su término municipal con una amplia red de senderos de distinta distancia y dificultad que discurren por espacios de especial belleza natural y paisajística. Ejemplos de ello son el sendero de las Chorreras de Balastar o el de El Romeral.

La ruta senderista de El Romeral tiene una dificultad fácil, por lo que cualquier persona con una mínima condición física podría realizarla sin mayores dificultades, aunque durante el recorrido también es necesario salvar alguna fuerte pendiente. La distancia aproximada entre Faraján y la cima de El Romeral es de 3,5 kilómetros, siendo la ruta lineal, por lo que ida y vuelva sumarían un total de alrededor de 7 kilómetros, que para completarlos se estima una duración de menos de tres horas. La gran variedad biológica es uno de los grandes atractivos de este sendero; en cuanto a flora en el entorno destacan los pinos, castaños, olivos y encinas, además de plantas aromáticas como el romero o el tomillo entre otras. Por otro lado, jabalíes, zorros o jinetas forman parte de la fauna de la zona, entre la que cabe destacar una amplia variedad de especies de aves fácilmente observables.

El sendero de El Romeral parte de la localidad de Faraján y sigue por la carretera que va hacia Alpandeire durante algo más de un kilómetro. Después es necesario abandonar esta carretera para tomar un carril pedregoso a la derecha, identificable mediante un panel de aves, que se sigue durante unos cientos de metros hasta un mirador, desde donde comienzan a vislumbrarse los magníficos montes que conforman el Valle del Genal. La senda continúa por la parte de atrás del mirador, indicada con los postes amarillos y blancos de los senderos de pequeño recorrido, hacia el oeste hasta llegar al mirador del cerro del Romeral. A partir de ahí el camino sigue ascendiendo por los márgenes de un frondoso pinar, al final del mismo es necesario girar a la derecha para afrontar la última subida hasta la cima del cerro El Romeral, a 960 metros sobre el nivel del mar. Desde este punto las vistas panorámicas no dejarán indiferente a nadie, y es que además de gran parte del Valle del Genal, se puede contemplar el macizo de Jarastepar, con su cota más alta a 1427 msnm, la cancha Almola (1406 msnm), el pico Jardón (1156 msnm), los Riscos de Cartajima y Júzcar y, a lo lejos, la Sierra de las Nieves.

Una vez en la cima de El Romeral, los senderistas deben volver sobre sus pasos para comenzar el camino de vuelta hasta Faraján. En las inmediaciones del sendero se encuentra la Cueva de los Almendaraches y algunos vestigios de antiguas construcciones humanas, como el dolmen de El Romeral, caleras y restos de una vieja muralla.

Desde el Ayuntamiento de Faraján se ha animado a visitar el pueblo y su maravilloso entorno natural a quienes aún no lo hayan hecho y se ha recordado que el respeto de vecinos y visitantes por el medio ambiente es fundamental para su conservación.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cuatro × 5 =