Opinión

Lo que sea, que sea pronto (Nacho Garay)

Aunque la transparencia en política siempre es buena, el exceso de información, muchas veces interesada, llega a confundir al personal y parece que eso está pasando con esa moción de censura que empieza ya a aburrir a la concurrencia.

Por un lado, la larga duración de las conversaciones, normalmente estas ‘intrigas’ se llevan a cabo en principio en secreto y no se hacen públicas en las redes sociales como está ocurriendo aquí, al menos hasta que las cosas estén más o menos consensuadas.

Los mensajes cruzados que se lanzan los propios grupos involucrados, el PP como damnificado que parece pasar al contrataque y Marín Lara, que aunque mirando los acontecimientos de soslayo también pone alguna idea envenenada en el camino con el fin de seguir jugando un papel importante en la Corporación, más que ayudar a comprender la situación en la que nos encontramos trasmiten al ciudadano la sensación de que cada partido busca más sus propios intereses que ese interés general del que tantas veces escuchamos hablar y tan pocas veces notamos en nuestro beneficio.

Si a todo ello añadimos la guinda final de que a estos ya meses de conversaciones se sumará la votación decisiva de la militancia de IU , bendiciendo (con perdón) o no, el posible acuerdo suscrito, nos encontramos inmersos en un culebrón que todavía nadie sabe por donde podrá salir. Lo que sí es verdad es que en la calle empieza a contemplarse este movimiento como un cuento de nunca acabar y tanto partidarios como detractores de la posible moción están deseosos que se llegue a una conclusión en un sentido o en otro, y que la ciudad pueda adquirir de nuevo un ritmo normal y afrontar los problemas que tenemos. Que no son pocos.

Cerrando la edición del periódico nos llega la noticia de que ya hay acuerdo entre los 3 partidos. Un paso más.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cinco + cinco =