Opinión

Duda despejada (Editorial)

En la mañana del viernes se desvelaba por fin la incógnita que ha sido la “comidilla” de los mentideros políticos de nuestra ciudad durante bastantes semanas.

Finalmente PSOE, PA e IU han suscrito un acuerdo de gobierno, del que no dieron detalles a la prensa durante la mañana del viernes, aunque todo apunta a la llegada a la Alcaldía de Teresa Valdenebro en una situación especialmente grave, tanto desde el punto político, parece que ya en camino de arreglo con la conformoción de un gobierno sólido, pero sobretodo desde el punto de vista económico, que será el primer gran obstáculo que deberá salvar el nuevo equipo que sólo tendrá como pequeño descanso la celebración de la Semana Santa.

La economía municipal no está para grandes dispendios, ni para pequeños, y apenas puede hacer frente a los gastos corrientes que tiene que acometer en el día a día, por lo que será muy complicado que el lógico impulso que todo equipo de gobierno entrante quiere dar a las gestiones de sus predecesores, pueda llevarse a cabo en está ocasión.

Eso y el más que previsible deterioro de las relaciones con la Diputación Provincial de Málaga, gran valedora del gobierno saliente, dejan las futuras inversiones en manos de una Junta de Andalucía que tampoco anda sobrada de dinero. Todo ello contando que no haya que devolver el dinero recibido por el proyecto Merinos Norte, en cuyo caso casi sería mejor echar el cierre al negocio. Arduo trabajo le espera al delegado de Hacienda , que tiene muchas ollas que tapar y pocas tapaderas para hacerlo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

2 × cinco =