Opinión

Llega la primavera (Nacho Garay)

Lo bueno que tiene la celebración de cualquier tipo de elecciones no es el hecho de que podamos ejercitar nuestro derecho a voto, que ya es suficientemente importante, lo es aún más el escuchar las valoraciones políticas que los responsables de cada partido hacen de unos resultados que realmente tienen tantas interpretaciones como quieren cada uno de ellos.

Para el PP, ellos son los vencedores de las elecciones, algo poco discutible desde el punto de vista aritmético, tienen más votos y más escaños que nadie, pero han perdido 63 con respecto a 2011, con lo cual deberían ser prudentes a la hora de cantar una victoria que se antoja tan “Pírrica” como poco satisfactoria.

Por su parte los socialistas dicen que “han hecho historia”, algo que tampoco admite dudas, nunca han sacado menos votos y menos diputados (Almunia dimitió con un 34% de los votos), por lo que tampoco pueden presumir mucho de resultados, aunque Pedro Sánchez se aferre a intentar formar un gobierno que no es mirado con buenos ojos ni por sus compañeros de partido.

Ciudadanos se queda lejos de la expectativas que se habían marcado. El resultado es extraordinario, pero tienen poco margen de maniobra, por tanto su capacidad de influencia es menor de la que se esperaba.

Al final Pablo Iglesias se ha erigido en inesperado gran vencedor de las elecciones. No ha ganado y se convierte en una amenaza para el PSOE, en unas elecciones que me temo no tardarán mucho en repetirse. Para PSOE y PP la duda es si repetirán candidato, algo que visto lo visto en este 20D parece complicado y que se desvelará la próxima primavera.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

10 + quince =