Opinión

Memoria/…Crónica… (Francisco Pimentel)

La investigación en los archivos de documentos que nos orienten en nuestra búsqueda de las fosas comunes es árdua pero gratificante cuando encontramos algo, porque por poco que sea es mucho partiendo de la nada. Aunque la verdad es que los datos que oralmente hemos recibido de los que vivieron aquellos acontecimientos son los más fiables con las correcciones necesarias por el tiempo pasado, las transformaciones del entorno y la edad que tenía quien ahora informa.

Hay mucha documentación desaparecida. Siempre hemos oido decir que los rojos quemaron los archivos. Yo ahora pongo en cuestión esa versión del franquismo y le doy la vuelta. La destrucción (o desaparición) de la documentación de la época republicana estoy por afirmar que fue parte del plan diseñado por el ideólogo militar del fascismo el general Mola para eliminar todo vestigio de que una vez el pueblo español se gobernó libre y democráticamente.

El Lunes día 22 de Julio se hacen varias catas por micro-sondeos en las zonas de paso que no aportan ningún indicio.

El Martes día 23 se hacen estos micro-sondeos en los pasillos laterales que aportan muchos indicios e información. Estas catas se extraen con la perforadora cilíndrica de 10 cms al igual que algunas veces se ha visto en la TV aunque evidentemente menos espectacular pero muy efectivo y rápido una vez que se ha abierto un pequeño rectágulo en la gruesa capa de cemento.

Al mismo tiempo tanto Raúl Hoyos como yo mismo hacemos gestiones en diversos laboratorios para el ADN que habremos de tener en cuenta en la próxima fase de exhumaciones dentro de un año. A Pedro Vital sevillano amigo de gran corazón nos presta toda su ayuda.

Cada vez que pedimos colaboración en nuestra tarea de búsqueda de la memoria histórica de Ronda se nos presta emotivamente. Así ha ocurrido también en una nueva línea de investigación documental que había solicitado y que he comenzado hoy. Creo que cuando termine podré dar respuesta a muchas de las familias que tienen miembros desaparecidos, que se los llevaron para un momento… para hacerles unas preguntas y ya no volvieron, y sus gentes han pasado toda su vida esperando encontrarles. Deseo poder ser útil y a pesar de las dificultades encontrar la respuesta que necesitan: saber donde están sus seres queridos, nuestros valientes seres queridos.

Los días 24 y 25 se hacen otros varios micro-sondeos que nos siguen aportando indicios informativos de que las fosas se prologan fuera de la losa que conocemos y se va perfilando su amplitud.

El Viernes día 26 se hacen los últimos sondeos con la perforadora porque tenemos que devolverla a la Asociación del Marrufo ya que ellos empiezan otro periodo de investigación en aquella zona. Por la tarde en Jimena hablo con Andrés Rebolledo que me dice que sigue con mucho interés el estudio prospectivo de Ronda.

Todos los días vienen gentes al cementerio que se interesan por lo que estamos haciendo, nos dan el nombre de su familiar desaparecido, nos dan sus datos, se dan de alta en la asociación, nos animan y nos agradecen que por fin estemos haciendo lo que parecía imposible. Hombre y mujeres, hijos, sobrinos, nietos que llevan 76 años en silencio víctimas de una agresión cuya herida desean curar con la apertura de las fosas, la recuperación de sus familiares y su dignidad con la verdad, la justicia y la reparación.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dieciseis − siete =