Opinión

¿Por qué no te callas? (Pedro Enrique Santos Buendía)

Tal vez no sea el mejor título para hablar sobre este tema que tan necesitado se encuentra de participación y diálogo, pero acabo de hablar con mi hija, viviendo y trabajando a casi media circunferencia terráquea de nosotros y de su pueblo, y me he llenado con su soledad. Esa soledad tan terrorífica de quien está rodeado de mucha gente, mucho ajetreo y actividades sin límites pero lejos de todo el entorno familiar y ambiental. De esos agarraderos anímicos tan necesarios cuando uno se encuentra lejos de sus raíces, (tu medio habitual, los amigos, amores o sensaciones de siempre). Y he decidido cambiar el chip, como ahora se dice.

No hace falta estar muy lejos para sentir la soledad. Yo la siento rotundamente, y desde hace mucho tiempo. Me empeñé en pelear por mi pueblo, (Ronda por si alguien lo puede dudar), por encima de mi trabajo y la prosperidad de mi familia y él me lo agradece con el ostracismo. Bueno no él sino sus representantes, (los actuales, sus predecesores y los de antes), que se autodenominan pomposamente demócratas pero actúan cual aprendices de dictadores siempre que tienen ocasión.

Tras haber sido menospreciado públicamente en la presentación del PGOU por el Sr Harillo que, incapaz de responder a una pregunta directa con la mínima solvencia, lanzó sus diatribas contra el mensajero, yo que en ese momento era un simple vecino de Ronda intentado comprender por qué se nos encorsetaba con tan disparatado documento, y leer sus declaraciones en este medio en su último número, no se me ha ocurrido mejor título parafraseando a nuestro Rey, (perdón por la inmodestia): Daniel ¿por qué no te callas?.

Por supuesto le voy a dedicar un capítulo especial en cortas fechas pero hoy le dejo unas anecdóticas notas:

Por mucho que se empeñe en decir lo contrario, en el PGOU no han participado más que las camarillas del poder y las de los intereses.

El pueblo no. Si no es así díganme si a alguno de Vds, lectores y rondeños, les han pedido alguna opinión.

Es el defensor aúlico del único proyecto de trascendencia que incluye: el Centro Comercial del Casco Histórico. Camuflado como aparcamiento e invadiendo, sin el menor respeto a nuestra historia ni justificación que supere al negociete, la competencia exclusiva de Cultura.

Es el concejal doble, cultura y urbanismo, al que se le va a caer la Casa del rey Moro, origen y símbolo del turismo como tal en Ronda, sin mover un dedo o hacer la menor mueca de disconformidad.

Por ahora me quedo aquí, es suficiente como aperitivo.

Y me vuelvo a mi hija en la distancia. Tal vez sea un abuso pero supongo que alguno de Vds también tendrá a alguien lejos y  compartir sentimientos les puede conmover el alma. Y eso es bueno.

Lucía tira p´alante. Te quiero. Te queremos. Ni estás ni estarás nunca sola. Los escritores tenéis la inmensa compañía de vuestra imaginación desbordando otras cabezas. El mundo no es el que nos rodea sino el que llevamos dentro, en nuestro corazón. Y ese no nos dejará solos. Peléate por todo lo que consideres justo y digno y vencerás siempre. Aunque seas la única en tu bando.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

5 × 5 =