Opinión

Vuelta a las andadas (Nacho Garay Fernández)

La coalición Izquierda Unida ha vuelto en los últimos plenos celebrados en nuestra ciudad a trasladar los grandes temas de la política nacional a una casa consistorial donde deberían centrase en los temas que realmente preocupan a los ciudadanos, como hizo meritoriamente Álvaro Carreño en el tema del agua, con despiste incluido tan humano como admisible, y dejar los temas de política nacional e incluso los de índole autonómica para otros foros más adecuados que el edificio ubicado en Plaza Duquesa de Parcent, que ya tiene bastante con lo que tiene y sobre todo con lo que no tiene que es mucho.

Trasladar la discusión de la subida del IVA o la posible reducción de concejales de nuestro Ayuntamiento en un futuro inmediato como ha propuesto el PP, sería aceptable si en ese mismo pleno, IU, que tiene responsabilidades en el Gobierno Andaluz, aunque a veces parece avergonzarse de ellas, se hubiera interesado por la situación que atraviesa ASPRODISIS, uno de los grandes monumentos sociales de nuestra ciudad, a la que la Junta, que tanto apoyan nuestros concejales de Izquierda Unida, adeuda una cantidad de 600.000 euros que hacen peligrar una las labores más importantes de integración y educación de las que se realizan en Ronda.
Izquierda Unida no puede convertirse en oposición a todos y en todos los momentos, y por tanto tendrá que asumir que son ellos y sus socios de gobierno los que tienen estrangulados proyectos importantes para la ciudad, la escuela infantil que parece que no se va a construir, las rotondas que no se acaban, la variante de Arriate que duerme el sueño de los justos… además de explicar de una vez porque no llegan a las familias rondeñas los dineros del ERE de Bonpunt, por el que tanto clamaron en su momento y que ahora parece pasar a segundo plano.

Aunque parecen especialistas en ello, también para los de IU resulta imposible sorber y soplar al mismo tiempo y ahora en vez de pedir tantas explicaciones también deberían dar algunas, entre otras las de ciertas colocaciones familiares que hubieran desatado su furia si las hubiera protagonizado cualquier otro partido.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

uno × cuatro =