Opinión

Terminó el tiempo de ordenar la casa (editorial)

Termina el primer año de gestión del nuevo equipo de gobierno, con un inicio político convulso, con mucha deuda y pocos recursos. Pasado este tiempo, que ha sido empleado para poner en orden la casa, entra el periodo de comenzar a ver otro tipo de gestión, ajustada a la realidad económica, pero que comience a atender algunas de las necesidades más importantes de la ciudad. Entre ellas se encuentra el turismo. Un pilar fundamental que necesita volver a tomar impulso para poder seguir moviendo buena parte de la economía de la ciudad. De igual modo, este próximo año de gestión debería servir para consolidar los nuevos proyectos que, aunque sean pocos, deberían quedar con los pilares puestos e iniciados en algunos casos. La nueva estación de autobuses, el nuevo mercado de minoristas o el complejo comercial del polígono deberían ver la luz y pasar a ser realidades. Todo ello sin olvidar la inversión privada, que debe ser acogida con el cariño adecuado para facilitar, en la medida de lo posible, nuevas iniciativas en la ciudad. Esperemos que haya sorpresas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cuatro × cinco =