Opinión

El concejal y los 101 (Ángel Azábal)

Si no lo dije antes fue por respeto a los organizadores de una prueba de tanta envergadura y categoría como los 101 de Ronda, que ha conseguido hacerse un sitio de honor —más que merecido— entre las miles de carreras que se disputan por los pegujales de España. Sin embargo, no me resisto y lo escribo ahora que ya pasaron los 101 de este año: esplendor, campos de amapolas, altísima participación, polvaredas y calores impropios o mejor, más propios de la Virgen de agosto que de los mayos serranos; logística perfecta y difusión inmensa en los medios de comunicación que durante unos días presentaron a la ciudad de Ronda  con una de las pruebas deportivas más notables y duras de cuantas se celebran en España. Basta poner en Google: 101 Ronda Legión, para que aparezcan más de doscientas mil entradas, que ya es decir.

Y lo cuento porque hace ya tiempo que me encontré en mi apartado postal una carta que venía firmada, mal que bien, por una autodenominada Asamblea Local de Los Indignados, con fecha 22 de febrero de 2012, en la que se me informaba de algunas cuestiones que relacionaban al actual concejal de Deportes, don Bernardo Crespo, con otra prueba muy similar a los 101 de Ronda que se celebra en la provincia de León bajo el lema de 101 Km Peregrinos del Bierzo. En un primer momento, la verdad es que no entendí nada. Los “firmantes” de la  carta aportaban material procedente del Diario de León, un saluda extendido en Santalla del Bierzo —firmado por Nardi Crespo Prada—, entradas y comentarios en Facebook, reproducción de cartelería varia… que, efectivamente, daban fe y dejaban patente que el concejal de Deportes de Ronda organiza, colabora y participa en esos otros 101 bercianos. Y digo bien: e-sos-o-tros.

Siempre he agradecido a mis lectores los comentarios que me hacen llegar, pues sugerencias y denuncias sirven para hilvanar el articulillo semanal. En esta ocasión creo que la cosa no es para tanto y que, antes bien, lo que habría que hacer es aplaudir una iniciativa que calca y copia del original, sin que se aprecie competencia desleal ni nada parecido. Mis anónimos informantes tildan de plagio los 101 del Bierzo y manifiestan su preocupación “porque en los tiempos actuales, esta acción puede perjudicar y dañar gravemente los intereses económicos de Ronda y su Comarca (sic)”. Un párrafo más abajo van a más y dicen que “este Señor (sic) no es digno que nos represente en nuestra Corporación Municipal de Ronda”, por lo que acaban solicitando “a nuestra Alcaldesa (sic) que destituya a este Señor (sic), y que entregue el acta de Concejal (sic)”.

Me han enviado muchos escritos a lo largo de los años, y los guardo todos. Unos verdaderos, algunos banales, un puñado de enjundia y otros falsos como duro de cartón, pero nunca me llegó nada tan enigmático. Incluso admitiendo la buena fe y el “patriotismo rondeño” de los firmantes no se me alcanza qué hay de malo en sembrar España de 101. Los aficionados al deporte saben que los 101 genuinos, primigenios y auténticos son los de Ronda, por lo que todos podemos tener la tranquilidad de que se seguirán celebrando muchos años; pensar lo contrario sería tanto como creer que la Vuelta Ciclista a la Sierra Malcata va a restar grandeza al Tour de France. O al Giro. O a la Vuelta por excelencia.

O sea que agradezco la información, pero no admito los argumentos. El concejal al que se cuestiona y cuya dimisión se pide cumple y ficha en los 101 de Ronda, y si además se monta, curra, organiza o corre en el Bierzo o en el Valle de Arán o en los Monegros, pues mira que bien: difundir lo bueno nunca será pecado. Y que cunda el ejemplo.

Ya solo falta que ponga en danza de nuevo las bicicletas urbanas, que si bien no se utilizaban, al menos remordían conciencias e incitaban al uso.  Eso y que financie pelín más al deporte base, que la crisis con salud es menos. Y no se me enfaden los informantes, pero es que esta vez no veo nada cuestionable en don Bernardo Crespo, al que no conozco ni nada le debo, salvo reconocimiento por el éxito de los 101, en lo mucho o poco que le toque. En Ronda y en el Bierzo. Y lo mejor de todo: Millán Astray repartiendo agua en vez de obuses.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

10 + ocho =