Opinión

Yunta (Pedro Enrique Santos Buendía)

Pareja de animales de tiro, habitualmente bueyes o mulas, que uncida al yugo es capaz de arrastrar pesadas cargas si cuenta con un buen yuntero que la dirija.

De ella se deriva ayuntar: juntar, reunir para que trabajen acompasadas bajo el yugo. Y…  ayuntamiento: reunión, como significado principal. Es decir, el Ayuntamiento es el conjunto o reunión de los vecinos para tomar decisiones o actuar en conjunto.

Al frente se encuentra el alcalde, cuyo nombre proviene del sarraceno al qadi, el juez, debido a que mucho tiempo atrás era el encargado de impartir justicia en su término. Hoy día no tiene sentido y tampoco lógica pues sería siempre juez y parte ya que los Ayuntamientos funcionan mucho más para constreñir a sus convecinos o estrujarlos económicamente que para repartir o compartir beneficios, sueños o proyectos.

La actividad del Ayuntamiento es fundamentalmente administrativa y lo que necesita básicamente es un buen administrador al frente, alguien capaz de coordinar un buen equipo, con ideas claras para potenciar las capacidades de la población y dispuesto a buscar asesoramiento eficaz rechazando camarillas aduladoras o sangradoras de las arcas públicas.

Aunque los nombres no hagan a las personas en algunos casos las encauzan. Habría sido mucho más positivo  que la persona al frente del municipio se llamara Yuntero: alguien con experiencia para dirigir bien el trabajo, capaz de seguir el surco sin dar rodeos, noble en el trato con sus “empleados” pero firme en la labor. Con un buen yuntero la yunta va encarrilada para hacer un buen trabajo.

Creo, sinceramente, que nuestra regidora tiene buenas cualidades de yuntera pero la férula del corporativismo partidario domina sobre el buen hacer y siempre están las parcelas del poder por encima de la participación ciudadana. El Ayuntamiento no sirve a los vecinos, se sirve de ellos. No se trabaja ni se inculca en el funcionariado que el fin principal es ayudar a la vecindad, no sacarle jugo. No se tiene en cuenta que las normas están para defender a los vecinos de los excesos de alguno y no para impedirle salir adelante.

Sigo siendo muy pesimista y no veo cambios en nuestro Ayuntamiento para bien. Ya vamos a cumplir el primer año de esta Corporación y me parece ver al TOTI pelivivo en ella: las únicas obras son las heredadas e innecesarias  del caído dios local, tan logradas y lindas como se puede ver en la Plaza de Carmen Abela, (y aún más costosas que lindas); la regulación del tráfico en La Ciudad, tan cacareada al comienzo de la legislatura, sigue en el cajón de abajo; en el Negociado permanece la misma gente, con los mismos hábitos y todavía más trámites y retrasos; los Molinos y el fondo del Tajo tan olvidados como siempre; la policía local al servicio de la policía local; el trabajo burocrático multidiversificado en numerosos cuartitos, (hoy más que en la toma de posesión); la única inversión europea posible y lógica anulada por el absurdo empeño de que la estación de tren permanezca en el casco urbano; el estacionamiento gratuito de los más de seiscientos mil euros convertido en zona azul y despreciando a los legítimos herederos en su resolución definitiva; el turismo de calidad fuera del horizonte oficial, nos hemos decidido por la masificación paupérrima de la botella de agua y el pipí; la administración municipal ágrafa para contestar las peticiones ciudadanas en tiempo y forma; la actividad cultural, (eso, no las actividades subvencionadas de los allegados a la Junta), viviendo en el desierto; el Patrimonio acercándose al suelo sin que nadie se rasgue las vestiduras, (véase la Casa del Rey Moro y tantos solares o ruinas, bastantes propiedad de todos, o mejor, municipal); los proyectos de envergadura deseados por todos e incluidos en los programas electorales esperando que algún técnico los informe de una p… vez, y …, mejor no sigo. Promesas, promesas y promesas que volverán a prometernos en las próximas elecciones.

De cualquier manera yo siempre colaboraré con mi yunta.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diecisiete + 6 =