Entrevistas

Salvador Galván, presidente de Apymer: “Esta es una huelga política y no un conflicto entre trabajador y empresario”

¿Cómo afrontan los empresarios rondeños la huelga del día 29?
Creo que no es época de hacer huelga, sino de que todos los españoles nos pongamos a trabajar. Y en cuanto a las pequeñas y medianas empresas, que suponen el 90% de las empresas españolas, creo que no va a afectar mucho, porque la mayoría son autónomos y las que tuvieran algún empleado a muchos los han tenido que despedir. Así que en la mayoría de estas empresas sólo queda trabajando el propio empresario y como mucho algún empleado más. Eso explica que en Ronda tengamos alrededor de 5.000 parados, un índice muy alto teniendo en cuenta que la población es de 35.000 personas. Es un índice del 36% aproximadamente.

¿Ha adoptado alguna postura oficial Apymer frente a la huelga?
Yo recomendaría a todos los empresarios que igual que hay derecho a huelga y es respetable, también es lícito que el que quiera trabajar pueda hacerlo libremente. Ningún empresario forma piquetes ni nada parecido para que los huelguistas trabajen, y de igual forma los que hagan huelga también tienen que dejar en paz a los que quieran trabajar.

¿Cree que esta es una huelga política?
Creo que sí. Aquí no se plantea una lucha contra los empresarios, porque los empresarios no creo que tengamos enemistad con ningún sindicato. Cualquier empresario prefiere tener cincuenta trabajadores en vez de tres porque cada trabajador repercute en beneficios para la empresa. Así que es absurdo pensar que el empresario es un explotador. Creo que es una huelga política porque va contra el gobierno, pero no tienen por qué hacer responsables a los empresarios.

¿Cómo valora la reforma laboral?
Con respecto a los días de despido, según los economistas, que saben más que yo, no afecta mucho al hecho de despedir a alguien. Por ejemplo el despido de una persona que haya trabajado ocho años se diferencia en unos mil euros. Todos los días se puede ver como personas jóvenes con dobles titulaciones y con idiomas están cobrando 500 o 600 euros, y no solo en nuestra comarca, también en la capital. Y eso es anterior a la reforma laboral. Creo que la reforma tampoco va a crear puestos de trabajo de momento, pero sí pautas que en el futuro sí lo hagan. Tenemos que parecernos más a Europa. Y también creo que lo que necesita España es un gran pacto entre gobierno, partidos políticos, empresarios y trabajadores para salir de la crisis y que cada uno aporte su granito de arena. Tenemos más paro que cualquier país de la Unión Europea y eso es una barbaridad. Hasta poco antes del cambio de gobierno se decía que había brotes verdes en nuestra economía y que la banca española era de las más saneadas, cuando se está demostrando que ni mucho menos es así. Si se hubiera actuado a tiempo a lo mejor no hubiéramos llegado a estos extremos. Y me refiero a los sindicatos, que podrían haber hecho esta huelga hace cuatro o cinco años y hubieran puesto las cosas en su sitio al anterior gobierno. En cambio este gobierno, que no lleva ni cien días, no tiene la culpa de los cinco millones de parados.

Usted siempre ha defendido la necesidad de que fluya el crédito. ¿Cree que ese podría ser un punto de encuentro entre todas las partes?
Así es, eso sería verlo de forma positiva y no como un enfrentamiento, porque no es época de enfrentamientos. Hay que unir fuerzas y ver dónde está el dinero, porque el dinero nadie lo quema, tiene que estar en algún sitio. En lo que sí estoy de acuerdo con los sindicatos es en que no habría que haberle dado dinero a la banca, que es quien ha provocado en parte la crisis, y sí a las empresas que son las que generan empleo.

En Ronda la relación entre empresarios y sindicatos es muy fluida. Por ejemplo Apymer forma parte de la Mesa por el Empleo.
Sí, y eso demuestra la buena voluntad tanto de los sindicatos como de los empresarios. No sé quién quiere crear enemistades, porque los empresarios en este tema no han dicho ni pío. Repito que la mayoría de empresarios son  autónomos, y por tanto no tienen horarios, ni se pueden poner malos, ni tienen paro. Y cualquier empleado que haya sido despedido seguro que tiene más prestación por desempleo y más jubilación que el mismo autónomo. Y echan más horas, porque cuando cierran su negocio se van a su casa  hacer cuentas para ver cómo pueden pagar las nóminas.

¿Le preocupa la economía sumergida?
Eso no le beneficia a nadie, así que en ese aspecto también estamos de acuerdo con los sindicatos. Hay que combatir el fraude fiscal y la economía sumergida, porque perjudican a las empresas que tienen todo en regla y compiten con ellas en desigualdad de condiciones. En España hemos estado muchos años con poca economía sumergida pero ahora ha vuelto a aumentar porque el que necesita comer prefiere ganar tres duros a no ganar nada.

¿Van a establecer algún control el día 29 para que no haya piquetes agresivos?
Estamos en una democracia y en un país civilizado, y eso de los piquetes suena a algo antediluviano. Hay que respetar tanto al que quiera trabajar como al que no. No se puede coartar la libertad ni de un lado ni de otro, y si hubiera piquetes se demostraría la poca madurez que todavía tienen los sindicatos.

¿Qué consejo daría si algún empresario se siente coartado?
En estos casos siempre mandamos una carta a la Policía Nacional, a la Policía Local y a la Guardia Civil para pedir el mayor número de efectivos en la calle y que vigilen que la actividad se desarrolle con normalidad.

¿Cree que con la huelga perdemos todos?
Seguro que sí, porque lo que hace falta es trabajar más, tanto empresarios como sindicatos.

¿Un último mensaje para los rondeños antes de la huelga?
Diría a los empresarios que abran todos los comercios, que no tienen por qué tener miedo porque la época del miedo ya pasó. Que cada uno haga su trabajo tranquilamente, y que lo que hay que hacer es luchar todos juntos porque en la comarca han cerrado unas mil empresas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

8 + 15 =