Opinión

Carta desde el exilio (Cayetano Ramírez)

Querida Mari Paz Fernández, Alcaldesa de Ronda:

No me resisto que la primera de esta serie epistolar que hoy comienza no sea dirigida a usted y al proyecto que representa. Su llegada a la poltrona municipal pone fin a una larga serie de gobiernos socialistas que, sobre todo en los últimos años, sufrieron más de un golpe de huracán que han hecho zozobrar al Ayuntamiento de Ronda y al propio PSOE. Tempestades diría yo. Pero esos malos vientos, que no crean los lectores que comienzan con Toti, serán motivo de otras misivas.  Su llegada supone un aire fresco incluso a los que no depositaron la confianza en sus siglas ni en las de su aliado en el gobierno municipal. No eran pocos los militantes socialistas desconcertados por los tumbos que su organización había dado en los últimos años (“Yo ya no sé si soy de los nuestros” que diría un buen amigo hoy concejal popular). Ante este panorama de huida del enemigo que encima se suicida ante los tribunales, corre de su cargo el gobierno del desgobierno en que se encontraba la ciudad. Con el ex–alcalde y parte de su equipo pendientes de un sumario secreto y un PSOE en cierre por derribo tiene, amiga Fernández, ante sí la difícil misión de devolver la confianza en sus políticos a la ciudadanía y el orden institucional a la ciudad. Ímproba tarea….desde luego no le arriendo las ganancias.

Hoy quiero hacerle llegar mi visión sobre algunos movimientos que ha realizado en el ámbito de los medios de comunicación. Tuvo su equipo un arranque de cierre de la emisora municipal alegando un aluvión de cifras que harían sonrojar al más torpe de los gestores. Desde luego nuestra emisora no ha tenido una vida fácil. El primero de sus directores provenía de la extinta Radio Ronda, RNE en sus últimos años. Desde luego su gestión no pudo ser peor. Antonio se llamaba el individuo y, afortunadamente, he olvidado su apellido. Acabó esta primera época en huida de este personaje, cajones vacíos y un desastre del que los entonces mandamases municipales (léase los Juanes) no debían ser ajenos. Al tiempo el trono lo heredó el hoy concejal Rubén Morales. Con una trayectoria discreta en la materia, su gestión económica provoca el mayor de los sonrojos. Ahora la emisora acaba con las llaves de la instalación en el bolsillo de un nuevo Gerente que usted nombra y del que aún no conozco los méritos para tal cargo. Tengo cierta amistad con Carlos Ruiz y le aprecio en lo que vale. Pero no le veo con galones profesionales para este encargo. De todas maneras, mi amigo Carlos sólo tenía que haberse dejado llevar por el sentido común (a veces el menos común de los sentidos) y no meterse mucho en materia profesional y técnica del medio que le regalaron. Ordenen sus cuentas, hagan un verdadero servicio público, saneen sus arcas y, si todo esto no es posible, piensen en el cierre de un servicio que a las administraciones les viene muy, pero que muy largo. No creo que sea función de un Ayuntamiento la puesta en marcha de un medio de comunicación. Todos en nuestra casa recibimos varias frecuencias y por el aparatito de la TDT podemos oír y ver lo que no necesitamos. Pero es que además no se le ocurre otra cosa que contactar con la COPE y ofrecerles una serie de horas de emisión que antes estaban al servicio de CANAL SUR.  Entre lo que había el mercado no podía elegir peor. La emisora de la Iglesia pasa por ser responsable de muchas polémicas con la sociedad civil que sus locutores adoban con un estilo explosivo y no exento de demagogia. Esto hace de su línea editorial un material altamente inflamable. En resumen….una mala radio. En el fondo lo que le digo, querida alcaldesa, no es más que una opinión. Pero no olvide que su gobierno se sustenta en un pacto con un PA que, en su vertiente local, forma parte del ala izquierda de este conglomerado nacionalista andaluz. Creo que forma parte de su responsabilidad estabilizar una institución que ha tenido demasiados desamores en los últimos años. Vaivenes estos a los que su partido y usted misma no son ajenos. Cuando se tiene que convivir con ese delicado equilibrio no es bueno soltar esa bomba que supone tener a las sotanas de la COPE campando por sus respetos en las ondas que todos los ciudadanos rondeños mantienen en el aire.

Desde luego, si es que se sentían atacados desde CANAL SUR (como me dijo un alto cargo de su equipo de gobierno) hubiera sido más sensato, ya que su jefe de filas en Andalucía parece que ocupará San Telmo próximamente, esperar los cambios de la radio pública andaluza que sería, quieran o no quieran, el socio natural de una emisora municipal rondeña.

En fin. No voy a cerrar esta carta desde el exilio sin desearle suerte en su tarea en la alcaldía. Por la cuenta que nos trae la va a necesitar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

veinte − diez =