Opinión

Campanas a rebato (Ángel Azábal)

Doña Susana Radío, como se sabe, o saben unos mejor que otros, es la responsable máxima y primera garante y la cara distintiva de la gestora que se instaló en el PSOE de Ronda ante el descabezamiento de la anterior ejecutiva local, producido, como también se sabe, y también saben unos mejor que otros, como consecuencia de aquellos luctuosos sucesos del 27 de septiembre, cuando cuatro de nuestros concejales —entre ellos el secretario y vicesecretario generales— se vieron inmersos en unos jaleos de registros y detenciones a los que no acabamos de pillar la punta, que también es cosa, oiga, que el personal ande del despacho de la jueza al calabozo sin que se conozcan nada más que las acusaciones y en ningún caso los argumentos de la defensa.

En fin, mi querida doña Susana Radío, que lo que vengo a preguntarle es para cuándo va a convocar una asamblea, reunión o cónclave de militantes para organizarnos de cara a las elecciones que están al caer, pues el 20 de noviembre —por favor, escríbanlo con minúscula— está a dos cruces de almanaque y aquí, por lo visto, por lo que se ve y por las noticias que nos llegan desconocemos qué hacer, cómo hacer lo que haya que hacer y cómo organizarnos para hacer llegar a los posibles votantes el ideario y las propuestas del compañero Rubalcaba y, por ende, del partido socialista, al que usted y yo pertenecemos y deseamos lo mejor.

O sea, mi querida doña Susana Radío, que como uno va metido en años y ya está más allá que para acá, y lo que vengo a decir es que ando en los justos medios y que pertenezco a la generación sándwich, esa que está pillada entre la de Felipe por arriba y la de Leire por abajo,  ni más ni menos que como Blanco, ZP, Valenciano y demás compañeros y compañeras cincuentones, pues eso que no me paro en mientes, ni miento ni nada me impide seguir con los mismos ánimos que cuando tuve treinta —porque, mi querida doña Susana, aunque no lo parezca, algunos también tuvimos treinta años e incluso menos, ya ve— a la horita de defender un proyecto socialdemócrata que se me antoja vital para el futuro de las Hispanias. Pero, claro, necesito, necesitamos, que usted nos diga qué hacemos y qué se hace en estos casos en que una gestora anda al frente de las mesnadas.

Bastaría, ya digo, que usted y el resto de integrantes de la gestora de marras tocaran a rebato para que el total de la militancia rondeña se personara en la Casa del Pueblo presta a oír sus propuestas, que supongo, o mejor aún, estoy seguro que son las que el PSOE lleva en cartera como argumentario del 20-N. Haga la prueba usted, doña Susana, no se corte, convoque y verá cómo, pese a todo lo sucedido, los socialistas rondeños somos capaces de obtener unos resultados satisfactorios en la comarca. Pero eso hay que hacerlo ya. Pero ya, ya, ya… Como nos dejemos ir otra semana más sin estar en los medios defendiendo nuestro programa, vaya anticipando una merma importante en el número de votos. Y no valdrá aquello del mal rollo de las detenciones y demás, porque el personal sabe distinguir y sabe que la militancia de Ronda y su comarca está limpia y es honesta y honrada, no diré que más, pero sí en la misma medida que en otros sitios.

La cuestión es: ¿por qué la tardanza en llamarnos a la Casa del Pueblo? De donde surge otra pregunta: ¿es que no nos cree capaces de salir a la calle con la cabeza alta y henchidos de razones para defender las propuestas del compañón Alfredo? Y otra más: ¿asumirán los responsables de la gestora, entre ellos usted, los resultados que se obtengan, caso de no ser todo lo satisfactorios que debieran o debiesen?

Innecesario es recordarle a usted, a quien supongo preparación sobrada, que hasta no hace muchos años se tocaban las campanas a rebato —no “arrebato”— en situaciones de emergencia: incendios, inundaciones, ataque de bandoleros… y hasta se dio el caso en no pocos villorrios que se voltearon las campanas para avisar a los pecheros de la llegada del recaudador de impuestos. Y bien, ¿estamos ante una situación límite en Ronda, puritita emergencia, o no? Si hay gestora, digo yo que es porque nos encontramos ante una urgencia derivada de los sustos del 27-S, recuerde usted, doña Susana, y de ahí que urja hilvanar —entre todos— una estrategia que impida perder los votos necesarios para mantener los diputados actuales.

De modo que, en calidad de exportavoz del Comité Electoral —cuyo cese nunca se me comunicó—, pido que usted, doña Susana, con la autoridad que le peta, convoque asamblea, reunión o lo que sea para que los militantes podamos oír sus propuestas y salir a la calle a pegar los carteles. ¿Campanas a rebato? Pues eso: a re-ba-to y escuchando a todo el mundo, pues más pareciera que los socialistas nos evaporásemos en el preciso instante en que los picoletos entraron en el Ayuntamiento. Y no es verdad, doña Susana, que aquí estamos, aquí seguimos y aquí seguiremos incluso cuando la gestora dé paso a una nueva ejecutiva local. Lo que ahora se pide es únicamente información para recorrer las calles argumentando las propuestas de Alfredo y del partido para los próximos cuatro años. Argumentos frente al PP, eso es todo.

A su disposición quedo. O mejor, mire, hablo por todos y mejor digo quedamos, porque la agrupación socialista rondeña sigue viva y con más ganas que nunca de pasearse a cuerpo por donde usted guste mandar. Pero mande, xfa, mande usted.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cinco × 1 =