Ronda

Críticos del PSOE piden en una carta la dimisión de dirigentes provinciales

Los firmantes, entre ellos históricos como Juan Fraile, culpan a Heredia y Conejo de la situación del partido.

 

Vuelven a percibirse aires de rebelión en el PSOE. Las consecuencias políticas del caso Acinipo, en el que se investiga una presunta trama de corrupción en el Ayuntamiento de Ronda durante la gestión del ex alcalde Antonio Marín Lara están empezando a desvelar el malestar en ciertos sectores del partido con sus dirigentes provinciales. A la espera de lo que la investigación policial y judicial pueda deparar, el PSOE sigue siendo el gran protagonista y las miradas empiezan a apuntar directamente a los dos grandes referentes del partido a nivel provincial: su secretario general, Miguel Ángel Heredia, y el responsable de Organización, Francisco Conejo.

Ayer un grupo de unos 52 militantes del partido en la ciudad del Tajo, entre los que se encuentran históricos dirigentes como el ex alcalde del municipio Juan Fraile, o ex concejales como Antonio Lasanta, Maribel Morales, María José Castaño, Josefa Becerra, Ángel Azabal y Encarnación Narváez, remitieron un escrito a las direcciones provincial, regional y federal para pedir la creación de una gestora de forma rápida y reclamar la dimisión tanto de Heredia como de Conejo, al entender que son los máximos responsables del fichaje de Marín Lara, que abandonó la militancia del PA para ingresar en el PSOE, y al que han venido respaldando sin fisuras en los últimos meses. No fue la única reacción. Horas después, la ejecutiva de la Agrupación de El Palo, en la capital, también firmó la carta y mostró su pleno respaldo a la petición de los críticos de Ronda.

El apoyo al citado documento fue creciendo también en la localidad según discurría la jornada hasta superar el centenar de avales de militantes. Una cifra altamente significativa, ya que la militancia socialista en Ronda está integrada por 320 personas, si bien la participación activa se reduce a 200.

Por otra parte, fuentes de la organización socialista apuntaron que en los próximos días el grupo municipal socialista podría perder a otro de sus componentes, a sumar a los cuatro ediles ya dimitidos tras sus detenciones en el marco de la operación Acinipo (Marín Lara, Francisco Cañestro, María José Martín de Haro y Rafael Lara). En concreto se trataría del concejal Rubén Morales, hombre de confianza de Cañestro.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

13 + veinte =