Cultura y Sociedad

Los vecinos de Júzcar son los primeros en ver Los Pitufos en 3D

La productora organizó un preestreno especial para los habitantes del pueblo en Ronda.

 

Los Pitufos en 3D llegaron a las salas de cine comercial el pasado viernes. Es uno de los estrenos esperados de la semana y de la temporada, pero han sido los 250 habitantes de Júzcar, primer pueblo pitufo del mundo, los que tuvieron la oportunidad asistir al preestreno de la película que se proyectó en los multicines de Ronda en exclusiva para ellos.

Durante todo el miércoles los vecinos de la localidad se dedicaron a preparar su gran día, y es que acudieron a las instalaciones del cine rondeño ataviados con diferentes camisetas alusivas a la película y también a los personales protagonistas de la misma.

Entre ellos no faltaron los más destacados. Papá Pitufo, Pitufina y el malvado Gárgamel no faltaron al preestreno de su película. A ellos se les pudo ver entre los vecinos de esta localidad entrando a las instalaciones del cine.

Eran imprescindibles las gafas, el refresco y las palomitas. Tanto mayores como pequeños no se saltaron la tradición y pudieron disfrutar de las aventuras de los pitufos en Nueva York antes que el resto del país.

Para algunos de ellos era la vuelta a una sala de cine tras muchos años, incluso, alguno no recordaba haber estado en un cine actual. Eso sí, pequeños y mayores disfrutaron juntos con los pequeños personajes.

Mientras tanto, la localidad no para de recibir visitantes que buscan conocer el pueblo pitufo. Aunque la decoración de la productora fue retirada en su gran mayoría tras la presentación, los propios vecinos han decidido aprovechar la oportunidad, ayudados por algunos artistas de la zona, que han dado forma a las imágenes de los pitufos en las paredes de muchas de las casas. Los cabezudos pitufos salen cada fin de semana por las calles y hasta hay actividades organizadas. En ellas se realiza un recorrido con un guía por la localidad y se salen a buscar las setas donde viven los estos personajes, que son muy frecuentes en los bosques de Júzcar. Y hasta el malvado Gárgamel  tiene su propia cueva en forma de bar.

Mientras tanto, la plaza de pueblo se convierte en un mercado en el que se pueden encontrar diferentes objetos relacionados con estos personajes, que todavía se asoman por diferentes rincones de esta localidad serrana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

16 + seis =