Opinión

Fumando espero (Nacho Garay)

La entrada en vigor de la denominada Ley antitabaco tiene revolucionado al personal entre los que se posicionan claramente a favor de su implantación y unos fumadores, entre los que me encuentro, que están que trinan con las nuevas restricciones que limitan hasta el máximo tolerable los lugares donde se puede ejercer lo que los fumadores consideramos un derecho personal.

No se trata de discutir si fumar es malo o bueno, todos sabemos que el tabaco es una adicción nociva y de complicada curación, sino de intentar conciliar la posibilidad de ejercer el derecho a envenenarnos sin molestar a nadie, con el de mayor rango de los no fumadores a preservar su salud.

Una vez sentada esa premisa, el Gobierno debería ser claro y no andarse con tantos dimes y diretes, por un lado prohíbo fumar y por el otro establezco 15.000 puntos más de venta de tabaco, los impuestos que recauda por este concepto el estado alcanzan cifras inimaginables, por lo que debería coger el toro por los cuernos y simplemente, o prohibir la venta de tabaco con lo cual probablemente todos saldríamos ganando, hasta los que lo venderían de contrabando que no serían pocos y menos con el paro que hay, o dejarnos fumar en unos locales especialmente habilitados para fumadores, que podían pagar hasta más impuestos si se quiere con lo que “papá” estado saldría hasta ganando y preservando en todos los casos la no presencia de menores en esos lugares.

Con un país que tiene en la hostelería un 7% del producto interior bruto, la media en Europa es del 3%, poner a este sector en una crisis todavía más aguda que la que ya padecen puede significar otro buen número de trabajadores al paro y con los que tenemos desgraciadamente ya hay bastantes.

Por tanto voy a buscar un espacio al aire libre y fumarme un cigarrito a ver si los de Facua no me denuncian.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

siete + uno =