Opinión

Alta cocina en Ronda (Carlos Ruíz)

Durante la pasada semana se ha celebrado una reunión de cocineros-políticos en torno a un producto autóctono de nuestra ciudad: la encuesta para las próximas elecciones municipales del 22 de mayo de 2011.

En ella ha tomado parte cocineros de la escuela socialista y de la tránsfuga.

No sabían como cocinar el plato único porque los ingredientes-resultados no eran del gusto de los cocineros. Resultado: decidieron poner que el PSOE, aun atribuyéndole una horquilla de 10-11 concejales lograría la mayoría absoluta, más bien debieron decir “rozaría” porque 10 está claro que no es mayoría absoluta.

Luego nos habla de que el alcalde Marín Lara es inestable y prepotente, como consecuencia de estas aseveraciones a los rondeños les encantan estas características y le dan mayoría, curioso, además que si no me equivoco el Sr. Marín Lara que yo sepa no está nombrado como candidato por el PSOE. Igualmente es interesante también que el 63,5% de los encuestados piensen que el candidato es más importante que el partido en las elecciones municipales, reitero el PSOE no tiene candidato a fecha de hoy ¿ ?. Como puede pensar el 62,8% que los socialistas ganarán las elecciones si es más importante el candidato que el partido, otro ingrediente que huele mal para la cocción del plato-encuesta.

Otro componente picante de mala uva situado para el adorno en la izquierda de la receta: por un lado el candidato de IU Rafael Ruiz está “atravesando un mal momento tras hacerse público su sueldo en la Diputación”. Lo aderezan a continuación, sin importar que haya caído un pelo de gran longitud en el guiso con un: “la polémica sobre el sueldo del candidato de Izquierda Unida en la Diputación, parece no haber afectado demasiado a Rafael Ruiz que podría consolidar el segundo concejal. Despiste lógico porque son varios los cocineros. Atribuye al candidato Marín Lara, que no lo es en esa fecha, un grado de conocimiento del 95,6%., asfixiante el tufo que va tomando el plato en cuestión.

Señores cocineros para mi gusto el plato-encuesta una vez saboreado por los comensales es para tirarlo a la basura. Que mala fama va a tener la gastronomía rondeña si lo que se cocina es un huevo frito podrido y elaborado con un poquito de mala leche y se sirve en noviembre cuando se elaboró en septiembre.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dos × cinco =