Opinión

De la huelga y otras “cosillas” varias (Nacho Garay)

Pasó la huelga general, que en Ronda no llegó ni al grado de suboficial, y los ciudadanos rondeños vuelven a sus preocupaciones cotidianas sin haber hecho demasiado caso a unos sindicatos que en algún caso (UGT) llevaron hasta tal extremo su llamada al paro que ninguno de sus representantes apareció entre los piquetes informativos ni el rueda de prensa convocada de manera conjunta con Comisiones Obreras, que si dieron la cara a lo largo de la mañana del supuesto paro general.

Poco antes de que yodo eso sucediera  el Ayuntamiento de Ronda aprobaba el pasado viernes la dedicación exclusiva para la delegada de Comerció y Extranjeros residentes, para los lectores que me siguen, que alguno habrá, confirmando lo que ya anuncié en esta columna hace algunos meses, por lo que el Ayuntamiento rondeño bate su propia marca de concejales con dedicación exclusiva con doce, uno por encima de la mayoría absoluta, con lo que la Corporación rondeña sigue su particular cruzada  contra el paro incorporando a su nómina cuantos más adictos a la causa del PSOE mejor.

Por otro lado el  alcalde de Ronda, Antonio Marín, probablemente afectado por el mal estomacal que le provocaron unas lentejas, sorprendía a los asistentes a la Gala del Turismo, acierto absoluto en los premiados y pelín pestiño en su desarrollo, con un inicio de discurso en el que declaraba a Ronda como “Ciudad cara”  en cuanto a sus precios naturalmente, lo que no sentó nada bien a los empresarios asistentes que se quejaban tanto del fondo de la manifestación del primer edil, como sobre todo por el escenario elegido y hacer esas manifestaciones de manera pública en un evento que se suponía era casi un homenaje a los empresarios de hostelería, que en muchos casos realizan verdaderos esfuerzos para mantener las puertas de sus negocios abiertas.

Las últimas manifestaciones del alcalde, hay que recordar la “bronca” no muy cariñosa por cierto  que en el último pleno recibían los vecinos de Arenal 2000, están sorprendiendo no sólo a los afectados, sino que entre las mismas filas socialistas está llamando la atención  esa nueva táctica de Marín Lara , que ha pasado de una moderación casi irreconocible,  a moverse en el terreno que mejor se desenvuelve, que es el del  cara a cara y la confrontación directa, lo que sin duda obedece a una táctica absolutamente premeditada del regidor rondeño, que de todos es sabido no da puntada sin hilo  y con seguridad cree que estas actuaciones puedan jugar a su favor en un futuro no muy lejano.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

14 + dieciocho =