Opinión

Las cuentas del Palacio van despacio (Nacho Garay)

La pasada semana la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Ronda, Josefa Becerra, presentaba los resultados de su gestión al frente del Palacio de Congresos, de una manera que cuando menos hay que catalogar como singular, y que dejaba a los medios de comunicación asistentes a la rueda de prensa  de Becerra, con un cierto aire de no comprender demasiado lo explicado, probablemente con más voluntad que acierto, por la delegada más compareciente ante los medios de comunicación que recuerde la historia de nuestra ciudad.

Los datos se referían a los dos años de mandato de Josefa Becerra al frente  de la gestión del Palacio, que abarcan 6 meses de 2008, todo el pasado 2009, y lo que llevamos de 2010, por lo que nadie de los presentes tiene capacidad para poder hacer comparaciones, nos encontramos los últimos seis meses de un año, los 12 del siguiente, y los primeros del tercero, aderezado ese caos por una mezcla de Congresos y Jornadas, que no es lo mismo aunque se quiera vender igual , reuniones, actividades culturales, exposiciones etc., todo eso con la delegada buscando los datos de una manera un tanto improvisada, a la hora de dar  números los papeles  deben estar más organizados ,y fáciles de dar a conocer por la compareciente, y sobre todo con una falta de datos económicos absolutos, que son sin duda los que deben avalar una gestión de un edificio como ese.

En resumidas cuentas que para enero esperamos que la delegada vuelva a convocarnos, lo hace todas las semanas, y la mayoría más de una vez, y nos explique de verdad los números reales del convento en el año en curso, congresos por un lado, jornadas por otro, exposiciones por separado, y reuniones de amigos y saraos por otros, para que los rondeños sepamos con claridad las cuentas de un Palacio de Congresos, que pagamos todos, y que por tanto a todos pertenece.

Además estoy seguro que lo hará gustosa, porque a Pepa Becerra se lo podrán reprochar algunas cosas, pero dar la cara ante los medios la  da, y por una vez más, casi no nos daríamos ni cuenta.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

3 × tres =