Opinión

En el álbum faltan fotos (Antonio Sánchez Martín)

La semana pasada llegaba a mis manos un elegante folleto editado por el PSOE rondeño que bajo el título “Juntos, avanzamos más” pretende justificar el paso a las filas socialistas del alcalde, Marín Lara, y de los ocho concejales que fueron elegidos con él en las pasadas elecciones municipales bajo las siglas del Partido Andalucista.

 

Sorprende tanto interés por disimular lo que ha sido definido sin ambages como “un claro hecho de transfuguismo” incluso por destacados miembros del propio partido socialista, como Manuel Chaves, -presidente de la Comisión del Pacto Antitransfuguismo-, sin que hasta el momento dicha opinión haya tenido efecto alguno.

En el folleto, presidido por la foto del omnipresente Marín Lara, amén de darse por hechas actuaciones que aún se encuentran en curso o recién iniciadas, y prometer sin fecha otras como la llegada del AVE o la construcción de un gran centro comercial, se echan en falta iniciativas de calado destinadas a generar “economía productiva” en la ciudad.

Me pega que en el álbum faltan fotos: Faltan las fotos de los cuatro mil y pico parados echando currículos de comercio en comercio, y de los chavales que las tardes de cualquier domingo llenan a rebosar la estación de tren y de autobuses para retomar el “destierro docente” a Granada, Málaga o Sevilla; las fotos de Polígonos Industriales que ofrezcan suelo a empresas para que se implanten en Ronda y den trabajo y, por supuesto, las fotos de cientos de parejas jóvenes, algunas ya con niños, que aún viven en casa de sus padres esperando una vivienda de VPO que nunca se termina.

Sin trabajo, sin vivienda, y pagando miles de euros al mes por alquilar pisos de estudiantes en otras capitales, a parte de empobrecernos, estamos atrapados en un círculo vicioso de difícil salida, del que no nos va a sacar ni el “Parque Kukutxumusu”, ni las mejoras del acerado o la nueva fuente del cementerio (por bienvenidas que éstas sean), entre otras pintorescas actuaciones que se anuncian en el folleto.

En un ayuntamiento que debe casi seis millones de euros en facturas pendientes, cabe preguntarse cuánto ha costado y si era urgente editar tan llamativa propaganda. Miles de folletos rojos, del mismo color que la potente escudería Ferrari a la que Marín Lara se refería el pasado verano para justificar su transfuguismo al PSOE, y que mereció de Román Orozco, -prestigioso columnista del diario El País-, el ilustrativo artículo titulado “El Camaleón de Ronda”:

«¿Debe fiarse el PSOE de su nuevo aliado? Su biografía es más que sospechosa». Como si se tratara de una auténtico “camaleón político” y por tal de permanecer en la alcaldía de Ronda, «en los últimos años Marín Lara ha dejado en la cuneta al PSOE, al GIL, al PP y al PA. Me temo que Marín Lara no sea Fernando Alonso y el potente bólido que quiere pilotar derrape y quede destrozado en alguna de las curvas de la serranía rondeña». Ya veremos. Tiempo al tiempo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dieciseis + dos =