Opinión

Una esperada Semana Santa

La Semana Santa tiene un marcado carácter religioso, aunque las festividades vinculadas a la iglesia molestan a algunos, aunque suelen ser más frecuente esta actitud en otras zonas de nuestro país.

Aquí, el arraigo religioso no pasa inadvertido para nadie, en especial para los politicos, sean de izquierdas o de derechas, y es que, como diría aquel, con la Iglesia hemos topado. Nadie quiere que los miles de cofrades se molesten, porque esos mismos son los que luego tienen en su mano la papeleta del voto que puede llevarles a sus objetivos.

Lejos de estos avatares, la Semana Santa marca uno de los momentos más esperados para los cofrades y creyentes y, evidentemente, también lo es en nuestra ciudad, donde la Pasión tiene un gran arraigo.

Desde estas líneas desear a todas las hermandades que puedan culminar sin problemas sus preparativos, en los que se están dejando muchas horas de sueño que nadie verá cuando estén en la calle. Un esfuerzo del que todos los rondeños se van a beneficiar y esta afirmación es absolutamente real. Dejando de un lado el carácter religioso, la Semana Santa también tiene un claro apartado económico, donde son muchos los miles de euros que van a entrar en los diferentes negocios de nuestra ciudad.

Muchos esperan como agua de mayo su llegada, donde ya son muchos los hoteles que han colgado el cartel de no hay habitaciones para los días más importantes. Restaurantes, cafeterías y comercios se preparan para recibir con los brazos abiertos a los miles de visitantes que se esperan, y para tratar de recuperarse algo de la crisis que estamos pasando. Eso será gracias al esfuerzo de cofrades y hermandades, aunque muchos de esa parte no se quieren acordar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

15 − dos =