Entrevistas

Salvador García: “Desde que toreé por última vez me han pasado cosas muy duras”

El joven matador rondeño ha pasado mucho tiempo inactivo desde que toreara en Málaga por última vez, y por ello es consciente de  la oportunidad que se le presenta este domingo en la Plaza de Toros “Las Palomas” de Algeciras, donde alternará en un festival benéfico con los matadores José Cantero (Los Barrios), Emilio Laserna (Murcia), Salvador Barberán (Algeciras) y Antonio Nogales (Madrid). El precio para asistir será de 5 euros, que irán destinados a un centro para niños de la localidad gaditana.

Salvi se muestra confiado en sus posibilidades y se le nota más maduro como persona tras su larga inactividad.

 

Una oportunidad importante para tu carrera como torero la que se te presenta, ¿no?

Sí, fue algo inesperado porque nos enteramos de este festival y estuvimos hablando con el empresario, pero nos dijo que ya estaba el cartel cerrado y que era imposible. Pero por circunstancias de la vida uno de los participantes fue baja y nos ofrecieron la oportunidad. Y estoy encantado, porque es un festival benéfico para los niños sin hogar, algo muy bonito que lleva haciéndose 15 años. Para mí es una  oportunidad que me puede ayudar y además puede hacerme disfrutar, y qué mejor sitio que en una plaza como la de Algeciras.

Un festival importante en una plaza importante.

Sí, para mí tiene algo especial porque en esa plaza me vestí por primera vez de luces. Y sobre todo me hace mucha ilusión porque es para niños que no tienen hogar ni familia, por lo que se hace una labor muy importante. La verdad es que perder no puedo perder nada, porque no tengo nada, pero sí que puedo ganar mucho. Así que voy a eso, a ganar. Si tuviera la mínima idea de que iba a perder no iría.

Tomaste la alternativa, toreaste en Málaga y luego has estado un año y medio sin torear. ¿Cómo has llevado esa inactividad?

No ha sido fácil, porque desde que toreé por última vez en Málaga me han pasado cosas duras y también bonitas, de todo. Ha pasado mucho tiempo, pero siempre he tenido eso dentro, que mi vida es el toro. Me he dedicado toda la vida a intentar ser torero y en este tiempo he tenido un vacío dentro muy grande. He estado mal psicológicamente, con tratamiento profesional, pero gracias a Dios ya estoy mejor, y lo único que me falta es torear. Hay que ser consciente de la responsabilidad que conlleva torear después de un año y medio parado y ni siquiera poder hacer campo, pero me siento fuerte física y psicológicamente, y sobre todo lo que quiero es disfrutar, después de pasarlo tan mal. Así que lo primero es satisfacerme a mí mismo y a los que han confiado en mí.

En este tiempo habrás madurado y te habrás dado cuenta quién estaba realmente a tu lado y quién no.

Claro, esas cosas te hacen fuerte. Hay muchas personas que me veían y me decían que esperara, que ellos confiaban en mí y sabían que yo podía volver a torear. Y también hay gente que te los encuentras y ni te miran. Pero me da igual, yo lo voy a hacer por mí y por la gente que me quiere.

Has tenido mala suerte hasta para entrenar, porque con el mal tiempo el campo está en muy mal estado. ¿No ha llegado un momento en que has pensado en abandonar?

Sí, todo ha cabido en mi cabeza, sobre todo después de esa tarde en Málaga en que no salieron bien las cosas. No estuve a la altura, y pensé que necesitaba un cambio. Yo quería torear, pero tampoco podía volver así, como lo hice en Málaga. Estaba muy quemado, es muy duro para un chaval que empieza irse a Madrid y torear tantas veces, porque llega un momento en que te defiendes más que toreas. Entonces yo estaba ya saturado, y para colmo pasó lo de Málaga, y ahí pensé en buscar otra cosa, trabajar como una persona normal. Pero cuando me he ido poniendo mejor psicológicamente, he visto a compañeros toreando y videos míos, pensé que si lo he hecho antes también puedo hacerlo ahora. Las ganas y la voluntad ahora no me faltan, aunque la gente tiene que saber que llevo un año sin ver un toro.

¿Tu familia te ha apoyado para que sigas o te ha recomendado que lo dejes?

Mi madre estaba contenta porque no toreaba, pero también veía que no era feliz. Y mi padre, mi novia y el resto están nerviosos, pero me ven feliz, ven que estoy entrenando todo el día y vuelvo con una sonrisa. En especial me ha ayudado mi novia, porque cuando uno es joven tiene la cabeza en otro lado. Pero ella ha hecho que me asiente y ha estado conmigo en los malos momentos, no como otros que están contigo cuando eres torero y cuando no se olvidan de ti.

¿Quién lleva ahora tu carrera?

Un empresario de Madrid, que me llamó y me dijo que podía echarme una mano. Entonces fui con mi padre y estuvimos hablando con él. Me ofreció cosas para empezar otra vez a funcionar, y me vi otra vez con ilusión. El otro día hablé con él y me dijo que tiene tres o cuatro corridas casi cerradas. También tengo que decir que Miguel Rojo ha sido una persona muy importante para mi, es un hombre muy bueno y transparente, y me gustaría que estuviera a mi lado. Ahora tiene sus cosas, pero está encantado con mi vuelta. Yo estoy aquí por él.

¿Te has planteado ser banderillero, por ejemplo, ya que ser torero estaba tan difícil?

Es que yo quiero vivir de esto, quiero ser una figura del toreo. Yo no podría estar a las órdenes de otra persona que sí ha conseguido ser torero, no sería feliz. No lo menosprecio, al contrario, hacen una labor muy buena. Pero sólo me veo como torero.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

9 + 4 =