Opinión

Tengo una pregunta para usted

Antonio Sánchez Martín.

El presidente del Gobierno intentó zafarse en el último programa de TVE “Tengo una pregunta para usted” de las duras críticas de los ciudadanos que le acusaron de disimular en campaña electoral la grave situación de nuestra economía por tal de volver a tomar el poder. “No engañé, pude equivocarme, pero no engañar”, -dijo-. Para mayor ilustración de los lectores, a continuación se muestra por orden cronológico algunos de los principales “errores de cálculo” de Zapatero sobre el parón económico y el calado de la crisis que se avecinaba, cometidos desde finales de 2007 hasta las elecciones generales de marzo de 2008.

6/09/2007: “La economía española está preparada para afrontar las turbulencias económicas que se avecinan y demostrará su fortaleza en los próximos meses”.

11/09/2007: “España está en la Liga de Campeones de las economías mundiales”.

12/09/2007: “Los bajos niveles de morosidad dan confianza en el futuro económico de nuestro país pese al alza de los tipos”. “Hemos mejorado la herencia del PP en materia económica”.

17/09/2007: “La crisis de EE.UU. es una crisis financiera y no económica, y no afectará a España en absoluto”. “Este es el Gobierno de la democracia que mejor ha sabido ahorrar”. “Los próximos datos económicos serán tan buenos que obligarán al PP a cambiar su discurso económico”. “Hablar de recesión en estos momentos es infundado”.

21/09/2007: “Pese a la crisis norteamericana, la economía española debe seguir creciendo sin dificultad”.

04/10/2007: “El Euribor ha tocado techo en el 4,7%” (desde esa fecha se disparó hasta superar el 5,5% diario y el 5,38% mensual)”. “Vivimos una etapa de tranquilidad económica que ya quisieran otros”.

07/10/2007. “Rechazo las voces agoreras del PP que advierten de una inminente recesión”.

15/10/2007: “El máximo histórico bursátil muestra la fortaleza económica y que el asunto de las hipotecas basura no ha afectado ni afectarán a la economía española”.

12/12/2007: “La economía crecerá al menos un 3% en 2008, con una previsión muy prudente”.

19/12/2007: “Los españoles no se fían de Rajoy, que no ha dado una en economía”.

28/12/2007: “La legislatura que está a punto de terminar es la de mayor crecimiento económico y de creación de empleo en nuestro país”.

09/01/2008. “Pido patriotismo a quien critica la mala salud económica del país”.

14/01/2008: “España ha superado a Italia en renta per capita y pronto superará también a Francia”.

22/01/2008: “Pido calma ante la caída bursátil, porque España está mejor preparada que nunca para afrontar una desaceleración económica”

31/01/2008: “Merkel y Zapatero defiende que la UE debe actuar ante la desaceleración económica que se percibe”.

07/02/2008: “La economía de España no entrará en crisis porque tiene sólidos fundamentos”.

17/02/2008: “España es un país próspero, por eso crearemos un millón de nuevos empleos para mujeres”.

23/02/2008: (Inicio de la campaña electoral) “La próxima legislatura será la del pleno empleo”.

La persistente negativa del entonces candidato socialista a la Presidencia del Gobierno y su demora en aceptar la gravedad de la crisis, provocó que las medidas para afrontar la difícil situación económica se adoptaran tarde y mal. Entre tanto “optimismo” infundado muchos ciudadanos siguieron comprando pisos a precios astronómicos hasta que de repente se dieron de bruces contra la mayor crisis económica de los últimos ochenta años.

Ahora, el Fondo Monetario Internacional de nuevo corrige a la baja las previsiones de crecimiento de nuestra economía, aseverando que la crisis se prolongará al menos hasta inicios del 2011. Las consecuencias de esa nueva “realidad” son dramáticas y plantean cuestiones sociales de difícil respuesta: ¿Qué pasará en la calle cuando los parados terminen de cobrar el desempleo? ¿En esas circunstancias está garantizado el pago de las pensiones en España?

A pesar de tanto error, lo que más cabrea al ciudadano de la calle es que ni el mismísimo Zapatero, ni su Ministro de Hacienda, Pedro Solbes, ni ninguno de sus asesores (tiene 76 en Moncloa) haya presentado su dimisión o haya sido cesado. Es evidente, tal como reconoció el Presidente, -que todos se equivocaron y cometieron “errores de cálculo”-. Lo que ya no queda tan claro, ante la contumacia del error, es si éstos no fueron “premeditados” para no enfrentarse a las urnas con un panorama económico tan sombrío.

Con la construcción, -principal motor de la economía española-, paralizada, la venta de coches hundida, el sueldo y el consumo de familias congelado y la tasa de paro amenazando con alcanzar el 20 %, es evidente que las medidas para combatir la crisis no están dando resultado. En contra de su opinión, la estrepitosa crisis financiera se ha transformado en una crisis económica que amenaza con derivar en una grave crisis social. Vienen tiempos turbulentos en los que, al menos en Europa, no se divisa un liderazgo que devuelva la confianza y ahuyente el miedo de una sociedad que tiene la impresión que lo peor no ha llegado todavía.

No estaría de más que Zapatero convocara elecciones generales anticipadas para evitar que la ruina se acreciente aún más. Eso demostraría que sus “errores” no fueron intencionados ni perseguían mantenerse en el poder, como creen algunos ciudadanos “malpensados”. Juzgue el lector mismo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

diez + 1 =