Cultura y Sociedad

Un incendio calcina una amplia zona de matorral y encinar

El Infoca necesitó emplear una gran cantidad de medios terretres y aéreos para la extinción.

 

Las alarmas saltaron a las 17,30 de la tarde del pasado jueves, cuando una imponente columna de humo se podía ver desde la propia ciudad del Tajo.

Se había declarado un incendio en las inmediaciones de la Cueva del Gato, muy próximo a uno de los nuevos hoteles que se han construido en la zona.

Hasta el lugar de los hechos el Infoca desplazó un dispositivo de efectivos terrestres, que estaba compuesto por 39 especialistas, 4 técnicos y tres camiones autobomba.
Además, también se sumaron varias dotaciones del parque de bomberos de Ronda, que también aportó un camión nodriza, con capacidad para 9.000 litros de agua.

En cuanto a los medios aéros, conforme avanzaban las llamas, llegaban un mayor número de medios, que llegaron a estar compuestos por tres helicópteros de extinción, uno de gran capacidad, dos hidroaviones y una avioneta de carga en tierra, que estaban apoyados por un avión de coordinación

Encinar quemado

En la primera de las informaciones que se facilitaba desde el Infoca se apuntaba a que estaba ardiendo matorral y pasto, aunque, como se puede apreciar en algunas de las imágenes, las llamas quemaron encinas, carrascas y diversas zonas de olivar de gran porte.

Además, en la primera fase del incendio, el fuego también calcinaba una amplia zona de rastrojo, que podría superar las 50 hectáreas, según los cálculos realizados por algunos de los vecinos del lugar.

Precisamente, la entrada de las llamas en la zona de monte dificultó mucho las labores de extinción, debido a lo complicado de la orografía, que hizo que los efectivos terrestres tuviesen muchos problemas para poder llegar hasta el lugar donde se encontraban los principales frentes de fuego, que no dejaban de quemar terreno colina arriba, ayudado por el viento reinante en la zona.

Pocos medios

Mientras tanto, algunos de los vecinos de la zona se quejaron del tiempo “excesivo”  que los medios del Infoca habían empleado para llegar hasta el incendio.
Además, también mostraron su sorpresa por el numero de efectivos, que consideraron pequeño, a tenor de las dimesiones que tomó el incendio en muy poco tiempo.

En las proximidades de la zona quedama se encontraban varias casas diseminadas, aunque no se tuvo que proceder al desalojo de ninguna de ellas. No obstante, algunos de los propietarios si que dejaron las mismas, ante la posibilidad de que pudiesen acercarse las llamas.

Mientras tanto, permenece abierta una investigación para tratar de exclarecer las causas del incendio.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

quince − 10 =