Cultura y Sociedad

El SAS identifica a 43 personas que pueden sufrir golpes de calor en verano

Se recomienda luchar contra el calor bebiendo agua cada dos horas y disminuyendo la actividad física.

 

Las Enfermeras Gestoras de Casos del Área Sanitaria Serranía han identificado hasta ahora a 43 pacientes durante el proceso de captación activa de pacientes especialmente vulnerables ante los efectos del calor. Estas personas han sido identificadas a través de visitas domiciliarias y controles a estos pacientes. Esta atención se ve reforzada a través del sistema telefónico Salud Responde que realiza un control continuo de estos usuarios, que recibirán llamadas de profesionales para conocer cómo se encuentran, darles recomendaciones para evitar y controlar el calor y, si fuera necesario, facilitarles asistencia sanitaria.

Los profesionales de Salud Responde, a partir de la situación que detecten a través de la entrevista telefónica de seguimiento, establecen la periodicidad del seguimiento telefónico y, si la situación clínica del paciente lo requiere, contactarán con la enfermera gestora de casos o de familia  para que se desplace al domicilio y evalúe allí directamente el estado de salud del paciente. En caso necesario, pondrán en marcha además los dispositivos de urgencias y emergencias para la atención del paciente. Además, se están llevando a cabo, a través de las cuatro Enfermeras Gestoras de Casos del Área Sanitaria Serranía, unas sesiones informativas sobre prevención de los efectos de las altas temperaturas en la población susceptible a sufrir las consecuencias del calor como pueden ser personas muy mayores, bebes y niños menores de cinco años, así como diabéticos, obesos, consumidores de diuréticos y enfermos mentales entre otros.Esta iniciativa pretende concienciar a estos ciudadanos y a las personas cuidadoras que los atienden, así como a la población en general que la mejor forma de evitar los problemas derivados de las altas temperaturas es la prevención.

En estas charlas se ofrece información sobre los riesgos que pueden existir cuando hace mucho calor, las personas más sensibles a las altas temperaturas, las situaciones de riesgo, consejos para evitar y prevenir el calor, así como síntomas de alerta y medidas de prevenciónEl Plan de Prevención ante las Altas Temperaturas permanece activo entre el 1 de junio y el 30 de septiembre. Su objetivo es proteger la salud de la población durante el periodo estival y se centra en aquellos grupos de población especialmente vulnerables, como ancianos y niños, o aquellos que sufran de alguna patología susceptible de agravarse con el calor. Entre las recomendaciones más importantes para el cuidado de la salud frente al calor destacan tomar agua, aunque no se tenga sed cada dos horas; no ingerir bebidas alcohólicas; evitar salir a la calle en horas de calor extrema, es decir, desde el mediodía hasta el atardecer; y disminuir la actividad física en las horas de más calor.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

cinco × dos =