Cultura y Sociedad

Gracias, amigo Nacho

El equipo de La Voz de Ronda.

Garay, qué complicado es despedirse de usted, pensar que ya nunca más podré discutir contigo hasta la extenuación sobre vete a saber que tema, cabezón (casi siempre con razón), charlar sobre política o chincharte con tu querido Real Madrid.

Se me agolpan los recuerdos desde los tiempos de aquella primera vez en la que entré en la redacción de Ronda Semanal en la que sonaba el fax para recibir una convocatoria y se vivía sin necesidad de teléfono móvil hasta los últimos días de La Voz de Ronda y tus eternas peleas con el ordenador de turno. No sabría elegir, han sido tantas vivencias durante tantos años que no podría escoger.

Lo que sí tengo claro es que eres uno de los culpables de que yo también sea un apasionado de esta profesión de juntar letras y contar cosas que ahora pasa por tiempos tan complicados, tan alejada de aquel periodismo que me ensañaste y que llevaste hasta las últimas consecuencias.

Podría contar mil y una anécdotas viviendas contigo (seguro que me corregirías mil detalles de esos recuerdos) que harían que esta carta de despedida pudiese resultar hasta graciosa, pero hoy me voy a quedar con esos momentos complicados que se quedarán para siempre en el secreto de una redacción y en los que tuve, tuvimos, tu apoyo. Muchos de ellos no fueron nada fáciles, ejercer el periodismo también tiene su parte mala y no siempre todo el mundo sabe encajar igual una noticia que no le favorece o una crítica. Es en esos momentos cuando se conoce a las buenas personas y tú lo eras, viejo rockero.

Y como los viejos rockeros nunca muren, tú tampoco lo harás, aunque te marches hoy físicamente para siempre, porque conseguiste quedar en el recuerdo de la gente, de los vecinos de la Ronda, que cuando tuvieron un problema o querían contar cualquier cosa sabían que había un tipo delgaducho que estaba dispuesto a acudir a su encuentro a cualquier hora y sin importarle las consecuencias que pudiese tener, porque si algo fuiste fue un periodista valiente, fiel a tus principios de que lo primero era el deber de informar al ciudadano o expresar tu opinión en artículos y tertulias sin tapujos ni medias tintas, qué grande.

Gracias por todo lo bueno que me enseñaste, por el apoyo me que diste, nos diste, y por ser un tipo fiel, que de esos ya no quedan muchos.

Bueno viaje amigo, seguro que ya tienes montada alguna discusión eterna allá en el lugar en el que te encuentres.


Un comentario en “Gracias, amigo Nacho

  1. Pedro Tonda Martínez

    Buenas noches:
    Me llamo Pedro Tonda Martínez, he sido alumno , de entre otros profesores, del para mí, queridísimo Don Gonzalo de Huesa Lope, cuatro años interno en el Castillo.
    Actualmente resido en Villajoyosa, donde nací, en 1960 , con cuatro años «desembarqué» en Algeciras.
    Siempre que tengo una oportunidad subo Ronda .
    La pregunta, ¿Porqué no se aprovecha el edificio del Castillo?
    Reciban un cordial saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

4 × 2 =