Ronda

El arrepentimiento de ‘El Vaca’, asesino de María Esther, y la respuesta de su hermana: “Tú no sabes qué es eso”

El joven, ya en libertad tras matar a la niña en 2011, escribe una carta en la que afirma que debería haber sido condenado “a 25 años y no a 8”

Momento de la detención del joven, en 2011.

Rubén ‘El Vaca’, el joven que mató en 2011 en Arriate a la pequeña María Esther, de 13 años, ya se encuentra en libertad. Tras ocho años de internamiento, este viernes salía de la prisión de El Puerto de Santa María, y el programa Espejo Público daba a conocer el contenido de una carta que el joven habría escrito desde el centro.

En la carta, ‘El Vaca’ que tenía 17 años en el momento de cometer el asesinato, dice arrepentirse de lo que hizo, y afirma que iba drogado en el momento de los hechos. Además, asegura que merecía ser condenado a 25 años, en lugar de los ocho que marca la ley del menor.

Por último, el joven anuncia que no volverá a Arriate, sino que vivirá en Málaga, junto a su hermana.

Este es el contenido íntegro del mensaje:

“Me arrepiento de lo que hice. Me tenían que haber condenado a 25 años, y no a 8, pero la ley es la ley. Ocurrió lo que ocurrió porque yo iba muy puesto. Cuando me di cuenta que estaba muerta, me entró miedo. Soy consciente de que acabé con la vida de una niña y que ha destrozado dos familias, la suya y la mía. Lo he pensado todo mil veces. Ahora me voy a vivir a Málaga. He alquilado allí un piso. Voy a trabajar como peluquero en un negocio familiar, con mi hermana”.

El mismo día, Carmen Villegas, hermana mayor de María Esther, le contestaba con otra misiva, publicada por el diario Málaga Hoy.

En la misma, dice no creer las palabras de arrepentimiento de El Vaca: “¿Cómo te atreves y eres capaz de decir que estás arrepentido? ¡Tú no sabes ni por asomo qué es eso! Arrepentimiento y remordimiento siente una persona antes de hacerlo, antes de tan siquiera intentar hacer daño a un ángel inocente”.

A continuación reproducimos la carta al completo:

“Ojalá, tan solo ojalá, algún día consigas ser feliz, porque después de todo lo que nos has hecho, no te deseo ni la mitad del daño que nos has causado a todos nosotros. A mi familia y a mí. Después de no dejar despedirme de mi hermana, de no verla crecer, de no ver su cara, de no poder pelearme más con ella, quererla, abrazarla… ¿Cómo te atreves y eres capaz de decir que estás arrepentido? ¡Tú no sabes ni por asomo qué es eso!

Arrepentimiento y remordimiento siente una persona antes de hacerlo, antes de tan siquiera intentar hacer daño a un ángel inocente… Pero para ti, y para todo ese tipo de personas que son capaces de tal cosa, no creo que exista ese sentimiento. No me salen las palabras, no me puede salir otra cosa más que sufrimiento y rabia.

Decir que ya casi han pasado 9 años de la partida de mi hermana, desde aquel momento en el cual decidiste quitarle la vida sin más, decidiste arrebatarme a una de las personas que más amaba, he amado y amaré durante toda mi vida, decirte que cuando te llevaste a mi hermana arrancaste también un trozo de mi alma.

No hay día, ni momento en que no piense en ella, en todo lo que le hiciste, en lo que ella sufrió, en la desesperación que debió sentir sin tener a nadie que la socorriera ni ayudara. En el dolor que ella sintió al creer en ti y confiar que eras una buena persona, sin saber que le atacarías a traición. Sin saber que acabarías con su vida.

Por favor solo te pido que dejes de decir cosas que ni sientes ni padeces. Tú no eres buena persona, tú no estás arrepentido. Tú desde un principio distinguías entre el bien y el mal… Tú y solo tú lo hiciste, y ni los jueces ni la cárcel ni la ley te van a hacer pagar lo que hiciste, la vida se encargará de darte todo lo que mereces como buen asesino que fuiste, eres y serás hasta los restos de tus días.

Se despide, la hermana de María Esther”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*