Comarca

Fauna de la Serranía de Ronda: Verderón (Chloris chloris)

Algunos aficionados le conocen con el nombre de “gorrión verde”. El nombre científico Chloris proviene de una ninfa griega, Diosa de las flores, conocida como “la verde”

Ejemplar de verderon en la comarza rondeña. Foto: Andrés ‘Pasolargo’ Rodríguez.

Orden Passeriformes; familia Fringillidae.

Es un ave del grupo de los pájaros, y de entre ellos, uno de los más conocidos, tanto es así, que algunos aficionados le conocen con el nombre de “gorrión verde”. El nombre científico Chloris proviene de una ninfa griega, Diosa de las flores, conocida como “la verde”. De ahí el nombre de este pájaro, que tiene el plumaje más verde de todos los fringílidos.

Ave de pequeño tamaño con una longitud es de 15 cm, y su envergadura de entre 24,5-27,5 cm. Tiene una cabeza grande con un pico ancho y fuerte, que le da un aspecto robusto. Su coloración es verde esmeralda, con llamativas manchas amarillas en el hombro, en las plumas remeras de las alas y en la cola. Las hembras presentan colores más discretos que los machos, pero ambos son muy parecidos. Solamente los jóvenes resultan algo distintos, pues al salir del nido tienen plumaje moteado en las partes inferiores, y el verde de su manto y cabeza es mucho más apagado que el de los adultos. Su coloración se parece a la de verderones serranos, lúganos y verdecillos, aunque el verderón común se reconoce bien por su mayor tamaño y por poseer amplias manchas amarillas en sus alas. Cuando vuela, este detalle resulta útil para distinguirlo de verdecillos, pardillos comunes y jilgueros.

Al igual que otros fringílidos, posee diferentes reclamos y un canto nupcial muy característico. Al remontar el vuelo suele emitir un trino potente, pero cuando está posado, solo o en grupo, produce un chilido algo más fuerte que el de los pinzones vulgares. Por otra parte, los machos tienen un canto fácil de reconocer, con tres estrofas rápidas, rematadas con un largo y profundo pitido metálico.

Vive en bosquetes abiertos de pinar o Quercus, frutales o cultivos  como almendros, olivar, cítricos y veñedos, también en zonas de matorral con arbolado disperso, rastrojos y cultivos herbáceos. Se ve con frecuencia en frutales, huertos, parques, jardines y entorno urbanos. Menos abundante pero también presente en zonas de montaña hasta los 2.000 metros.

Ave residente durante todo el año en la provincia de Málaga. Se reproduce entre marzo y agosto. Tres puestas anuales de 4 a 6 huevos. Nido en árboles. Se alimenta de semillas, frutos carnosos y en primavera completa su dieta con insectos.

A pesar de los problemas de caza ilegal, de herbicidas y fitosanitarios que se usan con exceso en los campos, es una ave en expansión, probablemente por su capacidad de adaptarse a vivir en los ambientes humanizados.

 

Bibliografía

Seo/Birdlife

http://www.malaga.es


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*