Cultura y Sociedad

Gala de Carnaval descafeinada con pocas agrupaciones y escaso público en el Teatro Vicente Espinel

El reparto gratuito de las entradas ha hecho que la mitad de los asientos hayan estado vacíos durante gran parte de la velada, ante la indignación de los carnavaleros que se han quedado fuera

Las Reinas del Bosque pusieron en pie el Teatro durante su actuación.

Descafeinada Gala de Carnaval la que se ha vivido en la noche de este sábado en el Teatro Vicente Espinel, organizada por la Delegación Municipal de Fiestas y sin la colaboración de la Asociación Cultural Carnavalesca que este año se ha desvinculado por segunda vez de la organización, como consecuencia de las discrepancias que mantiene con la concejal de este área, la socialista María José Sánchez.

La gala se ha desarrollado con una gran polémica por el reparto gratuito de las entradas, que ha supuesto que numerosos carnavaleros hayan mostrado su malestar, ya que el patio de butacas ha estado medio vacío, debido a que conforme iban participando las agrupaciones, los familiares de los componentes abandonaban el recinto. Ello, cuando muchos aficionados al Carnaval no han podido entrar por no poder conseguir una entrada.

Según ha podido saber Diario Ronda, de las 500 butacas de las que dispone el teatro, únicamente se pusieron a disposición de los ciudadanos la mitad, es decir 250, mientras que el resto de las entradas han sido repartidas por el Gobierno Tripartito de forma discrecional y sobre todo para los familiares de las agrupaciones participantes y a amigos.

Además de las distinciones que ya se conocían, ha supuesto una gran alegría para la prensa el nombramiento de la locutora de Radio Ronda, Milagros Calle, como ‘Escudo de Oro’, en reconocimiento a la labor informativa que ha mantenido desde el inicio de los carnavales a la hora de fomentar estos festejos populares. Desde Diario Ronda le trasladamos nuestra enhorabuena.

También es de destacar la presentación que ha realizado el Dios Momo de este año, el chirigotero Javier Jurado, quien emulando a Peter Pan, se descolgó del techo de escenario del Vicente Espinel, en una gran puesta en escena. Lástima que no supo rematar la faena a la hora hablar ante los presentes.

Gala entretenida

Comenzó la velada con la actuación de los alumnos de Educación Infantil del colegio concertado Fernando de los Ríos, quienes animados por sus profesoras ofrecieron unas letras muy logradas, con unos disfraces dignos de elogiar, en los que además de la comunidad educativa han participado de forma activa sus padres. La agrupación se presentó con el nombre de “Aventura pirata”.

Seguidamente, la gran comparsa de Ronda, ‘El arrecife’ dejó constancia de su calidad en el Vicente Espinel, apuntalando que si llegaron a los cuartos de final en Cádiz, y han sido los primeros en Málaga, es por algo.

Narváez volvió a sorprender con su chirigota infantil ‘Los trogloditas de las cavernas que tenían frío en las piernas’, con la simpatía que caracteriza a los pequeños de esta agrupación rondeña, que lo dieron todo.

Llegó el turno de las ‘Reinas del bosque’, que una vez más pusieron en pie las gradas del teatro, que rompió en aplausos ante la perfección y armonía de esta comparsa infantil nacida en el colegio de la Inmaculada y que todos los años sorprende.

Desde el vecino municipio gaditano de Alcalá del Valle también hemos podido disfrutar de las letras de la comparsa mixta, aunque mayoritariamente femenina “Un mar de alegría”, demostrado que los gaditanos son muy buenos en esto del Carnaval.

Eso de decir que le ponen gatos y perros a los rondeños en los menús, sobra

Y ya para finalizar la chirigota rondeña ‘Los que vinieron pa dos días y se quedaron pa to la vía’, hicieron reír a los asistentes utilizando estereotipos y tópicos sobre los inmigrantes orientales que llegan a nuestra tierra, que se podrían haber ahorrado. Eso de decir que le ponen gatos y perros a los rondeños en los menús que sirven en sus establecimientos, sobra. Para hacer gracia no hace falta desprestigiar a los que no son o piensan como tú, ni intentar arruinarle los negocios.

Con menos inquina el Carnaval va mejor. Se han pasado dos pueblos. Y después su director defiende en los micrófonos la tolerancia, la acogida, la igualdad y la inserción. Una cosa es predicar y otra dar trigo, a ver si se entera. Incluso algunos podrían calificarlo como de xenofobia. A lo mejor.

Y seguramente después de esto la Concejalía de Fiestas le entregará la subvención por esta magnífica actuación tan integradora. Lo que hay que ver.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*