Ronda

Seis empresas optan a gestionar la estación municipal de autobuses pero el concurso de adjudicación vuelve a aplazarse

Este pasado miércoles se tuvo que detener la apertura de los sobres al haber presentado una de las seis empresas que concurren a la licitación la documentación en un formato digital que no era el adecuado. El próximo lunes se volverá a reunir la mesa de contratación para analizar las distintas propuestas económicas

El control de entrada y salida de autobuses está siendo controlado desde hace diez días por la Policía Local.

Nuevo capítulo del desaguisado en el que se ha convertido el concurso público para la adjudicación de la estación de autobuses.

Y es que el procedimiento para la adjudicación de la gestión de la estación municipal de autobuses se ha vuelto a retrasar por segunda vez, después de que se aplazase la mesa de contratación que se celebró este pasado miércoles en el Ayuntamiento, por un defecto en la documentación que presentó una las empresas que se han presentado a este concurso público.

Concretamente han sido seis las firmas, tanto locales, andaluzas como nacionales, las que han presentado sus ofertas para hacerse con la explotación de la estación municipal de autobuses por un periodo de cuatro años, siendo el precio de salida de esta licitación de 1,3 millones de euros por todo ese tiempo.

Cuando se procedió a la apertura del sobre A, en el que se recogen los datos legales y administrativos de las empresas, la documentación de una de ellas no se pudo abrir debido a que fue presentada en un formato digital que no era el adecuado para el portal electrónico de licitación pública. Ante esta situación se decidió aplazar la mesa de contratación hasta el próximo lunes para qué esta empresa presente la documentación requerida en el formato apropiado. Ese mismo día también se procederá a la apertura de los sobres B, en el que se recogen las ofertas económicas.

Curiosamente la documentación que no se pudo cotejar, por estar contenida en un formato digital desconocido para el Consistorio, pertenece a Tajotur SA, que ha sido la empresa que ha gestionado la estación de autobuses durante los últimos cinco años, y que ahora también participa en esta licitación.

Así las cosas, este nuevo retraso en la tramitación de la adjudicación de esta instalación pública supondrá más pérdidas económicas para el Ayuntamiento. El contrato que se mantenía con la anterior empresa expiró el pasado 31 de diciembre y por ello  cada día que pasa el Ayuntamiento tiene que destinar 600 euros para el pago de los servicios extras de los policías locales que controlan la entrada y salida de los autobuses (cuatro agentes en dos turnos), además de los salarios de los trabajadores de Soliarsa que limpian las instalaciones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*