Ronda

El ‘caso Boda’ sufre un nuevo retraso al solicitar una de las personas imputadas otra prueba pericial sobre una firma

La secretaria de la Alcaldía, a la que la primera prueba caligráfica le atribuye la autoría de una de las cinco firmas del expediente, sostiene que no fue ella la que la realizó y por ello ha solicitado una segunda pericial para aclarar quién la hizo

La alcaldesa tendrá que volver a los tribunales, no por el ‘caso Boda’, sino por el ‘caso Rey Moro’.

El conocido como ‘caso Boda’ en el que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda investiga si la alcaldesa, Teresa Valdenebro (PSOE), y un exconcejal socialista, José María Jiménez, y otras personas imputadas pudieron incurrir en presuntos delitos de falsedad documental, tráfico de influencias y prevaricación, al modificar las fechas de celebración del acta matrimonial para facilitarle a la novia (hija del ex edil), un contrato laboral y unas vacaciones en el SAS, sufrirá un nuevo retraso.

Y es que una de las personas imputadas en este caso, una funcionaria municipal (secretaría de la Alcaldía), ha solicitado una nueva prueba pericial sobre una de las firmas qué aparecen en el expediente de la polémica boda. En la primera prueba caligráfica que se realizó por parte de los peritos judiciales se le atribuyó a ella la autoría de esa firma, pero la funcionaria sostiene que en ningún momento realizó esa rúbrica y por ello ha solicitado que se repita la pericial.

De esta forma, si finalmente la juez que instruye el caso acepta esta solicitud de la funcionaria, habrá que esperar algunos meses más para que finalice de forma definitiva la instrucción y se proceda a la acusación de los posibles autores o el archivo del caso. Ello supondría que Valdenebro podría finalizar la legislatura en la Alcaldía, sin tener que renunciar al cargo en el supuesto de resultar procesada.

Hay que recordar que en los estatutos internos del PSOE se establece que cualquier cargo que resulte procesado por un presunto delito, debe abandonar de forma inmediata el puesto que ocupe.

Procedimiento

La juez dictó el pasado 4 de septiembre una nueva providencia en la que comunicaba a las partes que la Fiscalía había solicitado que se recabasen nuevas pruebas, para lo cual solicitó más exámenes periciales sobre las firmas de José María Jiménez, y de las dos funcionarias que participaron en la tramitación del expediente de la boda de la hija del ex concejal, que no le correspondían. Esta prueba pericial fue solicitada por la defensa de Valdenebro, para intentar demostrar que en uno de los cinco documentos del expediente figuraba una firma que, en realidad no tiene ninguna validez, ya que se trata del registro de entrada de la documentación de la boda en la Alcaldía.

No obstante, en el documento que tiene validez oficial, como es el acta de la boda con las fechas cambiadas, sí aparecen las distintas firmas de Valdenebro, ratificando la celebración del enlace matrimonial.

En la prueba pericial que se solicitó para conocer quién pudo ser la persona que firmó la recepción de la documentación en la Alcaldía (hay que recordar que Valdenebro declaró que esa rúbrica no era la suya), los calígrafos consideran que puede ser de una funcionaria municipal, la secretaria de la Alcaldía.

No obstante hay que recordar que en la declaración que realizó durante el procedimiento ante la juez, esta funcionaria aseguró que el expediente nunca pasó por sus manos, y que en ningún momento realizó ningún tipo de firma en el mismo. Además, durante esas declaraciones, se señaló que ese expediente no tiene ninguna trascendencia, ya que ni se confirman fechas de la boda, ni otros datos oficiales del enlace. Se trata de un procedimiento administrativo más.

Lo que sí queda demostrado con esta prueba testifical es que la documentación sobre la boda pasó por la Alcaldía, que posteriormente dio validez a un acta en la que aparecían las fechas del enlace cambiadas.

Lo que realmente se investiga  en este caso es si la alcaldesa, presuntamente, podría haber falsificado un documento oficial para favorecer a la hija de uno de los concejales del PSOE, José María Jiménez, quien posteriormente presentó su renuncia al acta a raíz de estos hechos.

Con sus posibles firmas, se habría cambiado oficialmente la fecha de celebración del enlace, lo que posibilitó que la hija del concejal firmase un contrato laboral en el Hospital en verano y que al mismo tiempo disfrutase de unas vacaciones por la boda que no le correspondían.

Imputados

Hay que recordar que en este caso se encuentran imputados la alcaldesa, Teresa Valdenebro, el ex concejal socialista José María Jiménez, el jefe de Gabinete de la Alcaldía, José Carlos Orozco, el novio y la novia, así como dos funcionarias municipales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*