Comarca

Fauna de la Serranía de Ronda: Albahaca morada. Albahaca cimarrona. Albahaca morada criolla (Ocimum villosum)

Planta considerada por muchos como la reina de las plantas aromáticas. Es llamada “La Incomparable” y la ” Madre de las Medicinas de la Naturaleza”

Planta de Albahaca morada localizada en la Serranía. Foto Andrés Rodríguez.

Planta considerada por muchos como la reina de las plantas aromáticas. Es llamada “La Incomparable” y la ” Madre de las Medicinas de la Naturaleza”.

Hierba aromática anual de hasta 70 cm de altura. Hojas opuestas, aovadas o elípticas, de 3 a 5 cm de largo, dentadas y violáceas cuando crece a pleno sol. Flores en panojas terminales de hasta 10 cm de largo; corola blanca de unos 3 mm y 4 estambres. Ovario de 4 carpelar. Una vez las semillas maduran caen al suelo y germinan fácilmente pero también podemos usar semilleros que se hacen en época invernal y cuando las posturas miden 15-20 cm, alrededor de los 50-60 días después de la germinación, se trasplantan a 70 X 40 cm.

Esta planta necesita que se le cultive a plena exposición solar, no tiene exigencias de suelo porque la podemos encontrar en terrenos yermos y cultivados de poca elevación, pero si demanda alta humedad y temperatura promedio entre 20 °C y 25 °C para su germinación, temperaturas inferiores a los 10 °C no le favorecen.

La primera cosecha de hojas se realiza a los 2 meses del trasplante, cortando a unos 30 cm. de la superficie del suelo, las restantes a intervalos de 2 meses hasta un total de tres. Es poco afectada por patógenos.

Es nativa de Asia, se ha extendido de todo el mundo especialmente en regiones con climas poco fríos. Procede de la India, donde recibe el nombre de albahaca sagrada porque suele plantarse cerca de los templos y patios donde es respetada por estar consagrada a la diosa Lakshmi, esposa de Visnú, el dios que conserva la vida. Tulsi significa incomparable. Tiene una gran variedad de usos en la herboristería de la India, así alivia la fiebre, bronquitis, asma, estrés y úlceras bucales.

Los hindúes la veneran y los griegos la temían. Basilicum deriva del griego Basilikon y significa “real”, de estirpe real, posiblemente porque fue utilizado en algún ungüento, baño o medicina destinados a los reyes; otros, sin embargo, lo hacen derivar de basilisco, un terrible animal mitológico que podía matar a una persona con solo mirarla. Esta planta juega un papel importante en la tradición popular griega e italiana, y se le atribuye una doble significación erótica y funeraria. Para los griegos, la albahaca también era signo funerario de duelo, y si había que sembrarla, era mejor proferir unos cuantos insultos, ya que así germinaría mejor.

Plinio indica que, cuando se trataba de fecundar a los caballos y los burros, se les daba a comer albahaca. En la Italia meridional era costumbre que las doncellas recogieran albahaca y se la pusieran entre los senos y la cintura, en signo de castidad, mientras que las mujeres casadas se la ponían en la cabeza, como método para despertar simpatía. Las personas amadas, al encontrarse, debían llevar un ramito de albahaca, pero sin darlo a la persona amada, puesto que sería signo de mala suerte. Una manera de albahaca en la ventana de la persona amada era señal de que el galán podía subir a la habitación.

No sólo se encuentran en los templos, usted encontrará al tulsi cultivado fuera de la mayoría de los hogares de la India y en los patios. En la adoración, se coloca en un altar y se mantiene en reverencia durante la meditación y la oración.

Pero todos los posibles beneficios espirituales aparte, la hierba, sin duda, aporta numerosos beneficios de salud a la mesa. La raíz se usa en decocción para la disminución de las fiebres, el jugo de las hojas se emplea en las afectaciones catarrales de los niños, además de ser un excelente remedio mezclado con jugo de limón en las afecciones cutáneas.

Medicinalmente esta planta posee propiedades medicinales muy importantes, en especial su poder hipoglucémico. Dioscórides explicaba la creencia africana de que comer albahaca controla el dolor producido por la picadura del escorpión. Esta planta se usaba en época romana para aliviar la flatulencia, combatir el envenenamiento, como diurético y para favorecer la producción de leche materna.

La infusión de la planta se ha usado como carminativa, nervina, vulneraria y diurética con gran efectividad en el tratamiento de las enfermedades del sistema renal.

Se puede usar para combatir la diabetes en pacientes entre los diez y mayores de setenta años de edad mostrando un descenso de azúcar en sangre. Se le atribuyen otras propiedades como antiasmática, antiespasmódica, hipotensora, analgésica, antipirética, antiinflamatoria, hepatoprotectora y sedante. Como en todas las plantas se recomienda consumir bajo control médico ya que puede disminuir la tensión arterial. Se reporta efecto antiespermatogénico del extracto bencénico en ratas.

El Aceite esencial resulta de utilidad para la industria de Perfumería y Cosméticos.

La Albahaca es casi imprescindible en la cocina, principalmente en las salsas y los platos que se elaboran con Tomate, para aromatizar el Vinagre y para el consumo fresco mezclado con las ensaladas de otras hortalizas. En la Cocina Italiana no puede faltar en la elaboración de las pastas como Espaguetis.

Consejos: Es mejor agregar la Albahaca a las comidas momentos antes de ser servida, ya que tiende a perder su precioso sabor. Este es el motivo por el cual no se debería cortar nunca con el cuchillo, sino, con los dedos.

Bibliografía: https://www.ecured.cu/


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*