Ronda

Campillos considera como “una tomadura de pelo” que el Gobierno no declare la zona catastrófica y anuncia movilizaciones; mientras en Ronda guardan silencio

El Consejo de Ministros aún no ha establecido las ayudas que destinará para las zonas afectadas por el temporal

Vecinos de Campillos aún siguen retirando lodo y agua de sus viviendas.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Campillos ha considerado “una tomadura de pelo” la decisión del Consejo de Ministros de no declarar zona catastrófica Campillos y el resto de municipios de la provincia de Málaga afectados por las inundaciones, por lo que el alcalde de la localidad ha anunciado movilizaciones a partir de la tarde de este sábado.

“Han hecho al Ayuntamiento y a todas las personas damnificadas trabajar a contrarreloj y en tiempo récord para hacer llegar a Madrid una estimación de daños que, a la vista de la respuesta recibida, no ha sido ni mucho menos tenida en cuenta”, ha argumentado el alcalde de Campillos, Francisco Guerrero. El regidor ha lamentado que “el Gobierno no ha estado a la altura de las necesidades y urgencias que están padeciendo los habitantes de Campillos y del resto de localidades afectadas” y ha señalado que “cientos de familias han quedado en una situación crítica, llegando a perderlo todo en muchísimos casos”.

“Es por ello que Campillos no puede estar ni un solo día más sin respuestas y exigimos al Gobierno de España que asuma su responsabilidad y proteja y vele por el bienestar de la ciudadanía, a la que está dejando en una situación de desamparo”, ha explicado Guerrero. Asimismo ha recordado que al municipio han acudido estos días la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el delegado del gobierno de la Junta en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; la Consejera de Educación, Sonia Gaya; la delegada de Educación, Patricia Alba; y el delegado de Empleo, Mariano Ruiz, “pero parece que no se han enterado de cuál es la realidad que se ha vivido y se sigue viviendo en Campillos, y no estamos dispuestos a aceptar como justificación las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre”, ha asegurado.

“En esta situación tan desesperada para tantos vecinos y vecinas, cada día que pasa es una eternidad. La actual situación de Campillos no entiende de elecciones, no puede esperar tanto tiempo y no nos vamos a quedar más de un mes de brazos cruzados”, ha añadido Guerrero. El alcalde ha transmitido a la población de Campillos que “el Ayuntamiento no va a dejar de pelear y vamos a poner en marcha todas las movilizaciones y acciones reivindicativas que sean necesarias para que el Gobierno y la Junta nos escuchen y cumplan su compromiso con Campillos y con todas las personas afectadas”. “Hay centenares de familias en un estado crítico, que necesitan ayudas para poder volver a tener sus casas en unas condiciones dignas. Muchas de esas personas, además, han perdido sus coches y pertenencias”, ha incidido Guerrero. En este sentido ha señalado que “toda España y toda la clase política han podido ver, in situ o a través de los medios de comunicación, el estado en el que ha quedado Campillos, sus calles, los colegios, las instalaciones deportivas y todos los edificios públicos”.

Asimismo ha detallado que también se han visto “gravemente afectadas” más de 1.000 viviendas y han quedado “inservibles” más de 400 vehículos. “Esta decisión del Gobierno central deja a Campillos en una situación económica muy complicada. La agricultura, la ganadería y muchos comercios aún no han podido retomar su actividad y esto supone una ruina económica para el municipio”, ha asegurado.

Por todo ello, Francisco Guerrero ha anunciado para esta tarde una concentración y el inicio de las movilizaciones contra la decisión del Gobierno de no declarar zona catastrófica Campillos y el resto de localidades afectadas por las inundaciones del pasado fin de semana. “Convocamos a toda la ciudadanía a una asamblea informativa esta tarde, a las 17.30 horas, en la puerta del Ayuntamiento para mostrar nuestra indignación por esta decisión impropia de gobernantes responsables. Posteriormente, el equipo de gobierno iniciará un encierro indefinido en el pabellón polideportivo municipal, situado en una de las zonas más afectadas por esta catástrofe”, ha especificado.

El alcalde ha avanzado que este encierro “estará abierto a toda la ciudadanía que quiera mostrar como nosotros su malestar ante la falta de respuestas del Gobierno. Bajo ningún concepto vamos a aceptar que las instituciones se olviden de Campillos y de su gente. Haremos todo lo que sea necesario para que se nos escuche y se atiendan las necesidades de las miles de personas que están viviendo este durísimo trance”, ha finalizado.

Mientras en Ronda, ninguna autoridad ha alzado la voz para exigir esta declaración de zona catastrófica que ha sufrido el municipio, Sí lo han hecho otras poblaciones de la comarca, como por ejemplo Benaoján.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*