Miscelanea

El Madrid echa de menos al malagueño Isco

El mediapunta de 26 años ha causado baja por apendicitis justamente en la crisis del cuadro blanco, que ansía recuperar cuanto antes a su futbolista para que el equilibrio y los resultados vuelvan.

Estaba claro que con la llegada de Julen Lopetegui al banquillo de Real Madrid Isco Alarcón se iba a convertir en titular indiscutible. Aunque, pocos quizás, podían imaginar que el malagueño iba a ser tan trascendental para el juego merengue como ha demostrado serlo.

Isco ha participado en los seis primeros partidos de la temporada, en los cuales los blancos sumaron cinco victorias y un empate, el cosechado en San Mamés ante el Athletic Club de Bilbao. Precisamente en ese encuentro el centrocampista andaluz marcó el gol que le valió un punto al Madrid, el primero de la temporada para él.

En el siguiente partido, en el de Champions League ante el AS Roma, el malagueño abrió la lata en otro duelo en el que los merengues se estaban atascando de cara a portería. Tras un dominio absoluto suyo en la primera parte, no fue hasta el minuto 45 cuando Isco fue capaz de colar el balón en la puerta rival gracias a un sensacional golpeo de falta, en lo que supuso el primero de los tres tantos de aquella noche.

Tres derrotas y un empate sin él

Ese fue su penúltimo encuentro antes de sufrir una apendicitis de la que se tuvo que operar y de la que sigue recuperándose para regresar a los terrenos de juego. Fue en la previa del viaje a Sevilla, salida en la que comenzarían todos los males del equipo blanco. En el Ramón Sánchez-Pizjuán los madridistas perderían por 3-0 dando pie al inicio de una muy mala racha que se eleva ya a cuatro partidos. En ellos, el cuadro de Lopetegui ha encajado cinco goles y no ha metido ni uno, una dinámica que espera superar en esta novena jornada de LaLiga Santander a la que se enfrenta al Levante, un duelo en el que es claro favorito para llevarse la victoria según los pronósticos.

Estos datos evidencian la agitación que el malagueño ofrece a un equipo acostumbrado a su verticalidad, calidad y visión de juego. Cierto es que Isco no marca demasiados goles por temporada, generalmente ronda los 10, pero aporta esa diferencia en la parte ofensiva tan importante para que sus compañeros también vean puerta, algo que el madridismo y Lopetegui ha echado en falta este último mes.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*