Opinión

Álvaro Carreno (IU), un concejal sin palabra y sin valentía

El portavoz de IU tuvo que rectificar sus declaraciones en el pasado Pleno sobre el caso Acinipo. Dijo que tenían que devolver lo que habían robado y después tuvo que recular de forma pública y notoria

Momento en el que Carreño tuvo que rectificar sus acusaciones ante uno de los implicados en el caso Acinipo.

Ya sabíamos que la palabra del portavoz de IU, Álvaro Carreño, no tiene ningún valor. Nada más hay que repasar las hemerotecas en las que nos encontramos con numerosas ocasiones en las que ha actuado totalmente en contra de lo que había dicho o prometido.

Por ejemplo prometió que nunca pactaría con el PA, y ahí lo tenemos gobernando con ellos. También dijo que el Ayuntamiento no gastaría más dinero público en copas y canapés y se ha gastado en dos años más de 15.000 euros en copas y canapés.

También dijo que con IU nunca habría más urbanismo a la carta y ahora tenemos “urbanismo a la buchaca”, tal y como denunciaron recientemente sus parientes de Podemos que no quieren saber nada de él. Por poner algunos casos de su falta de coherencia política.

En definitiva, que la palabra de Carreño vale menos que una perra gorda, tal y como ya decía yo hace algunos años.

Pero ahora también nos hemos dado cuenta que a pesar de su apariencia de “matón” y de “sobrado”, a la más mínima se viene abajo y se acobarda de forma pública y notoria.

La pasada semana dio una rueda de prensa en la que dijo, sin ningún pudor, reparo, consideración, ni miramiento con los los familiares de los implicados en el caso Acinipo, que “lo que pedimos es que por lo menos se devuelva parte de lo que se ha podido robar al pueblo de Ronda. Queremos que, según lo que la legislación vigente establece, una parte de lo que se ha robado, o presuntamente robado, sea devuelto a la ciudad de Ronda”.

Duras acusaciones que ni siguiera plantean la Fiscalía ni la propia acusación popular de IU.

La respuesta no se hizo esperar. En el Pleno del pasado lunes el ex concejal andalucista e investigado en el caso Acinipo, Rafael Lara, le leyó la cartilla y le exigió una rectificación pública sobre esas declaraciones, “yo no he robado nada a nadie; salvo usted nadie lo mantiene”, le espetó este antiguo edil, que además es un conocido y respetado abogado rondeño.

Aunque Carreño se quiso escudar con triquiñuelas dialécticas, finalmente ante la presión y las razones de peso a las que se vio sometido, no le quedó más remedio que recular y reconocer que se había equivocado, que había mentido. A pesar de su rectificación la respuesta vino tarde, el daño ya estaba hecho.

Un ridículo más de este personaje que ha llegado al Gobierno local con mentiras, incumplimientos, falta de palabra y, ahora, como hemos comprobado, con cobardía.

PD: Por cierto ya que es tan “transparente” a ver si nos convoca a las ruedas de prensa que ofrece en la sede de IU y responde a nuestras preguntas, sin insultarnos, cuando acudimos a las que ofrece como cargo público, pagado por todos los rondeños, en el Ayuntamiento.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

3 × 5 =