Comarca

Protestas vecinales en Arriate ante el “excesivo” incremento que se ha producido en el recibo del IBI

Desde la Plataforma Ciudadana Arriateña se afirma que se ha generado una gran alarma ya que muchos vecinos van a pagar el doble que el año pasado

Los vecinos reclaman al Ayuntamiento que reduzca el tipo impositivo al 0,50%.

Vecinos del municipio de Arriate han iniciado una serie de acciones para reclamar al equipo de Gobierno socialista que reduzca el tipo impositivo que ha establecido para el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), al considerar que ha experimentado este año una “exagerada subida”, lo que ha su vez ha generado una “gran alarma” entre los contribuyentes.

De momento, el pasado 17 de agosto, y convocados por la Plataforma Ciudadana Arriateña, que es el colectivo que está movilizando a los afectados, se celebró una asamblea a la que asistieron diferentes vecinos con sus recibos en mano, comprobándose, según afirman, que este año tenían que pagar el doble que en el ejercicio anterior.

Según ha informado esta plataforma, se analizaron las causas de la subida, “las cuales están generadas por el Procedimiento de Regularización Catastral que afecta a más de 800 inmuebles de nuestra localidad donde se incluyen todas las modificaciones, reformas, cambios de uso, etc… que hayan sido realizadas en dichos inmuebles, incluyendo la famosa tasa de regularización de 60 euros. A la subida generada por esta regularización de datos, se suman los dos últimos años (2016-2017), la diferencia entre el recibo pagado y el que se debería haber pagado según los cambios derivados de dicha regularización, la última revisión catastral se realizó hace dos años”.

También señalan que otra causa se debe al incremento por parte del Ayuntamiento del tipo de gravamen, es decir, del coeficiente que se aplica al valor catastral, que anteriormente era del 0,57 y en la última subida de impuestos que se llevó a cabo el consistorio junto a las tasas de agua, y basura, se aumentó al 0,65.

Por todo ello desde esta plataforma se reclama al equipo de Gobierno socialista que baje, de forma generalizada, el tipo impositivo del IBI al 0,50, lo que supondría reducir de forma importante la cuantía a pagar.

Respuesta del Consistorio

El alcalde, el socialista Melchor Conde, ha afirmado que esta subida no es tan elevada como afirma esta plataforma ya que “hace dos años bajamos el IBI un 35% y ahora lo hemos subido un 20; con ello sigue habiendo una reducción del 15% en estos dos años”. Igualmente ha puntualizado que también se ha producido un aumento por el Procedimiento de Regulación Catastral con el que se tienen en cuenta las nuevas construcciones o ampliaciones de viviendas e instalaciones durante los últimos años.

Historia de la Plataforma Ciudadana Arriateña

José Miramón, relaciones públicas de este colectivo, ha relatado la historia del mismo y sus objetivos.

“El 12 de septiembre de 2014 se convocó por un grupo de vecinos una asamblea popular en el local cultural “La Pacheca” con el fin de constituir la Plataforma Ciudadana Crriateña y tras la misma se firmó el Acta Fundacional por los presentes que posteriormente fue entregada en el Ayuntamiento de Arriate para cumplimentar los trámites de su definitiva constitución el día 22 de septiembre de 2014.

Una plataforma ciudadana es un grupo colectivo de ciudadanos que expresan un conjunto de reivindicaciones, exigencias, solicitudes u otras necesidades para que le sean atendidas. La razón fundamental por la que proliferan las plataformas a niveles locales o nacionales es fruto del sentimiento de indignación e indefensión frente a hechos considerados injustos por la gran mayoría de ciudadanos ante los cuales los responsables de la gestión administrativa se muestran irresolutos. Muchas veces, esa incapacidad para resolver problemas que muestran los gestores viene dada por la lucha de intereses contrapuestos entre los ciudadanos y los políticos.

Los que vivimos la transición vemos con asombro cómo han cambiado las cosas en nuestro país desde el inicio de la democracia y su posterior consolidación hasta nuestros días, en que existe una clara ruptura entre el pueblo y sus representantes. Es lamentable, pero la realidad es que en vez de los políticos defender al pueblo, es el pueblo quien ha de tomar iniciativas para defenderse de los políticos y en base a ello se justifica parte de la proliferación de  plataformas ciudadanas que emergen desde la necesidad y ante la injusticia.

Durante décadas los impuestos han aumentado exponencialmente, pero lo hemos dado por bueno al recibir una Sanidad y Educación Públicas además de una política de pensiones para los jubilados que garantizaban nuestra seguridad en lo esencial.

Desde entonces, mediocres y corruptos han sido y son muchos de los que nos han gobernado y la mala gestión del dinero público con derroche y usado en aras a mantenerse en el poder ha llevado a la ruina de muchos ayuntamientos que no tienen otra manera de solucionar sus dificultades económicas, aquella que ellos mismos provocaron, que subir los impuestos a los ciudadanos.

Esta situación, junto con la corrupción generalizada que produce un olor a podredumbre por todas las instituciones del estado, han provocado una primera reacción popular y fruto de ello ha sido el nacimiento de las plataformas ciudadanas. Entre ellas la arriateña, nacida bajo la iniciativa de ciudadanos de ideologías, edades, condiciones y trabajos diferentes, que alzan su voz ante la que consideran una mala gestión política a todos los niveles, tratando de poner en evidencia la mala administración de los recursos y freno a la alta presión de los impuestos.

El primer tema a tratar por nuestra plataforma fue el I.B.I. (Impuesto sobre bienes inmuebles) que en nuestro pueblo había crecido de forma desmesurada y a extremos inadmisibles, promovido por la actuación irresponsable de las diferentes corporaciones que amparados en los incrementos de las variables que confieren el mismo (valor catastral y tipo impositivo) han llevado a que este impuesto se convierta poco menos que en algo similar al pago de un alquiler de nuestras casas al propio ayuntamiento.

Para luchar contra ello, hicimos una reunión popular informativa a la que se invitó a todo el pueblo, tras la cual se solicitó voluntariamente la firma a cada ciudadano censado en Arriate para mostrarlas en su día como aval de nuestra exigencia a la administración local. Ante ello, se promovió reunión en la delegación del Catastro en Málaga donde exigimos lo que la ley nos amparaba como ciudadanos, una nueva revisión catastral, y, a duras penas, la conseguimos obteniendo el valor catastral de los bienes e inmuebles de nuestro pueblo una reducción global del 33,6%. Como quedaba toda una legislatura y entendíamos que las fuentes de ingreso podrían menoscabar de forma considerable la solvencia económica de nuestro ayuntamiento accedimos a que se aumentara en un primer año de legislatura el tipo de gravamen (coeficiente que aplica cada ayuntamiento) con la condición de que en los años restantes lo bajaran y globalmente la media de los cuatro años nunca superara el 0,57 existente previo a la nueva revisión catastral y que en las legislaturas siguientes se estableciera de forma definitiva el 0,50, similar al que dispone en la actualidad el Ayuntamiento de Madrid.

Haciendo caso omiso a nuestra propuesta, y, es más, manipulando nuestras palabras y sugerencias, subieron las tasas del agua y basura y además el tipo de gravamen al 0.67, cosa con la que nunca estuvimos de acuerdo.

Actualmente llegan los recibos con estas subidas, que en algunos casos son llamativas, y los ciudadanos se alarman, más aún cuando se está llevando a cabo el plan de regulación catastral y más de 800 inmuebles de Arriate han visto aumentado su valor catastral y han de pagar con carácter retroactivo el mismo, así como, una tasa de 60 euros por años por año por expediente.

Sabemos que el I.B.I. es un impuesto obligatorio y no podemos contravenir las leyes, pero el tipo de gravamen es un coeficiente que depende de nuestro Ayuntamiento y vamos a luchar para ponerlo en un máximo de 0.5. Por ello la Plataforma ciudadana, tras una asamblea pública, pone en marcha una serie de medidas que van dirigidas a obtener dicho fin. Entre ellas la difusión pública en los medios de comunicación para concienciar al pueblo de la presión impositiva al ciudadano y poner freno a lo que es un expolio popular que no estamos dispuestos a soportar.

Arriate, pueblo pionero en muchas iniciativas en nuestra comarca, comienza a moverse, una vez más, de la única forma que pueden hacerlo los ciudadanos en la actualidad, a través de su Plataforma ciudadana”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*