Ronda

Guerra a los carteristas que asedian a los turistas en Ronda

Otro verano caliente. Los guías turísticos e incluso los sindicatos policiales han alertado del incremento que se ha producido en la ciudad en los últimos tres meses de carteristas

Agentes de la Policía Local identifican a una extranjera tras haberse producido este pasado jueves un robo a turistas en el centro.

Otro verano caliente. Los guías turísticos e incluso los sindicatos policiales han alertado del incremento que se ha producido en la ciudad en los últimos tres meses de carteristas, que tienen como principal objetivo a los despistados turistas que recorren el municipio en grupos.

La Policía Local de Ronda lleva ya tres años trabajando de forma intensa por acabar con los carteristas que asedian a los miles de turistas que a diario llegan a la ciudad, pero es tarea complicada ya que cuentan con escasos recursos y personal y además es difícil poder identificar a  estos auténticos “profesionales” a la hora de meter la mano en bolsos y mochilas.

Juan Ponce, secretario de Organización del Sindicato Unificado de la Policía Local y Bomberos (UPLB), ha explicado que durante los meses de junio, julio y agosto se ha producido un repunte de carteristas en Ronda, habiéndose detectado a una media de 40 de ellos a lo largo de cada mes. En algunas ocasiones son identificados y se tramita la correspondiente denuncia por hurto. En otros casos es más complicado pillarlos. Ponce es uno de los miembros de la Policía Local de Ronda que viene trabajando desde hace tiempo para acabar este problema.

En el 90 por ciento de los robos las víctimas, por aquello de que están en Ronda durante tan sólo unas horas y además tienen problemas para comunicarse por los idiomas, no presentan denuncia en la Comisaría de Policía, por lo que no se puede contar con una estadística fiable para conocer la incidencia que está teniendo en la ciudad esta actividad delictiva.

Las zonas calientes son las inmediaciones de la plaza de toros, plaza de España, paseo del Parador, calle San José (por donde bajan los grupos desde la estación de autobuses) y casco histórico, donde los carteristas, como camaleones, se unen a los grupos de turistas y aprovechan cualquier despiste para sustraer móviles, carteras y objetos de valor.

De nada sirve que los guías les alerten al iniciar la ruta de que hay que cuidar las pertenencias ante la posible presencia de estos sujetos. “Se camuflan entre el grupo como uno más, e incluso en algunas ocasiones llegan a Ronda en el mismo autobús que sus víctimas, con lo evitan las sospechas sobre ellos”, afirma Armando Gil Encay, guía turístico rondeño.

En su mayoría, según los datos que maneja la Policía Local, estos delincuentes son súbditos rumanos, aunque recientemente se ha podido comprobar la presencia también de bosnios y de búlgaros. Las principales víctimas de estos carteristas son los turistas japoneses y coreanos. Son sus preferidos.

Desde UPLB Juan Ponce recomienda incrementar los medios humanos de la Policía Local para hacer frente a este problema, estableciendo patrullas de paisano, sobre todo en horario de mañana, para poder identificar y actuar contra estos “manos largas”, que causan un importante daño al turismo rondeño.

En estos casos, también es fundamental la colaboración ciudadana. Si se ve algo extraño, no duden en comunicarlo a las fuerzas de seguridad.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*