Ronda

Los tres escollos que impiden una confluencia entre IU y Podemos en Ronda: el corte del Puente, la gestión del Tripartito y Carreño

Mientras que en la mayoría de las poblaciones de la provincia de Málaga ya está cerrado el acuerdo entre ambas formaciones, en la Ciudad del Tajo, a día de hoy, está más lejos que cerca

Los concejales Álvaro Carreño y Paqui González en la sede de IU.

El corte del Puente Nuevo, la pésima gestión del Gobierno Tripartito, y la personalidad de Álvaro Carreño son los tres obstáculos que hasta ahora han impedido que Izquierda Unida y el círculo de Podemos hayan alcanzado un acuerdo de confluencia de cara a las elecciones municipales de 2019.

De hecho, mientras que en la mayoría de las poblaciones de la provincia de Málaga esta confluencia ya está cerrada, en Ronda se está más lejos que cerca de llegar a ella. Es más, ni siquiera se han mantenido conversaciones para ello.

Como decimos uno de los escollos que existen para que se entablen conversaciones es la decisión de cortar el Puente Nuevo, que ha impulsado IU y que además de enervar a los más de 6.000 vecinos de la zona sur de Ronda no cuenta con la aprobación de Podemos, que incluso ha firmado el Pacto Social por la Movilidad Sostenible de Ronda que se opone a esta regulación, hasta tanto exista una alternativa.

“Es difícil poder negociar con alguien que mantiene cortado el Puente; una medida que nosotros reprobamos”, ha afirmado uno de los miembros de Podemos.

El segundo lastre de la confluencia es la gestión que han venido manteniendo los dos concejales de IU en el equipo de Gobierno Tripartito, que durante estos dos años se ha caracterizado por buscar confrontaciones con diferentes colectivos sociales, profesionales, culturales y políticos de la ciudad. A ello se suma que su labor en políticas sociales no se ha diferenciado en nada a la que venía manteniendo el Gobierno del PP y que incluso se ha permitido subir el Impuesto de Bienes Inmuebles a las Familias Numerosas. Otro de los aspectos que rechazan muchos en Podemos es la política de urbanismo a la carta que ha favorecido el Grupo de IU, que siempre se opuso a esta forma de actuar. “No vamos a cargar en nuestra mochila con estos patazos cometidos por Carreño y por González durante estos dos años”, dicen los morados.

Además se mantiene en la formación de Iglesias que, como primer paso para empezar a hablar, los dos ediles ‘rojos’ deben abandonar el Tripartito, ya que “es complicado que vayamos a unas elecciones con ellos si siguen apoyando las políticas conservadoras del PSOE”, afirman algunos podemitas.

Carreño es un problema

Aunque hay muchos más motivos, el tercer freno importante para el acuerdo se centra en la polémica figura del portavoz de IU, Álvaro Carreño, que por su carácter agrio y alejado se ha buscado numerosos enemigos en la izquierda rondeña. Como ejemplo le recuerdan que él se comprometió a dar voz a los partidos de este espectro que no habían logrado representación municipal, y que después ha pasado olímpicamente de ellos. Pongamos como ejemplo Espacio Verde (EVA), que le ha trasladado varias propuestas que han ido directamente a la papelera.

También se le achaca que anunciase que sólo cobraría 1.200 euros de sueldo como concejal con exclusiva en el Ayuntamiento, y sin embargo no ha cumplido ese compromiso. Ya saben, lo típico de Carreño, “donde dije digo, digo Diego”. No se le perdona su falta de palabra.

Podemos ni no tiene claro, ni tiene prisas

Según las fuentes consultadas por Diario Ronda, ahora mismo la mayoría de la asamblea del círculo de Podemos se decanta por concurrir a las elecciones locales con la única confluencia de EVA y de EQUO, dos formaciones ecologistas con las que están trabajando de forma muy cercana durante los últimos meses.

Incluso este martes, en una reunión que mantendrá el partido morado, se analizará esta situación.

“No aceptamos amenazas”

Por otra parte, Carreño ha venido afirmando estos días atrás en diferentes medios de comunicación de la ciudad que si los podemitas rondeños siguen en su empeño de no querer confluir con IU, recurrirá a los órganos provinciales de ambas formaciones para que intervengan y pongan orden en Ronda. Unas palabras que no han sentado nada bien. “No vamos a aceptar ningún tipo de imposición, cada círculo es libre de ir con quien quiera a las elecciones; con amenazas no llegamos a ninguna parte”, ha comentado a título personal hoy el portavoz de Podemos Ronda, Raúl Cordero, quien ha recordado que, nunca en la historia de la ciudad ningún partido ha ido junto con otro distinto a las elecciones municipales y que, “si se hace, será con quién queramos y sin amenazas ni imposiciones, esa no es la forma prudente de proceder”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*