Ronda

Alberto Orozco (PSOE), el concejal que exige responsabilidades a la Policía Local y que nunca asumió ninguna por sus errores

Este edil ha protagonizado diferentes escándalos, situaciones de peligro y polémicas y a pesar de ello nunca ha reconocido su deficiente gestión

Alberto Orozco, en sus inicios como concejal socialista de Ronda.

Esta semana se ha iniciado con una gran polémica en la ciudad, en la que el protagonista ha sido una vez más el concejal socialista y delegado de Personal, Alberto Orozco, después de que haya abierto un expediente sancionador contra dos agentes de la Policía Local por no levantar un acta por infracción contra una ciudadana rondeña que depositó unos muebles en la puerta de su casa para que fuesen retirados por Soliarsa. Cosa que hacemos frecuentemente todos los rondeños sin que nos denuncien. Para ello pagamos nuestros impuestos y con ellos el servicio de la empresa pública de limpieza. En este caso esa vecina resulta que es la hermana de una concejal del PP, y entonces las cosas cambian, según este edil.

Pero analizando esta polémica y sus consecuencias, nos hemos dado cuenta de que Orozco siempre que ha participado el Gobierno local se ha caracterizado por crear polémicas, escándalos y situaciones poco tranquilizadoras para los ciudadanos que incluso podrían estar rozando la ilegalidad. Nada más tenemos que recordar la que se lió durante la pasada Feria de Septiembre, cuando, sin ningún tipo de informe ni visto bueno por parte de los técnicos municipales, cedió de forma gratuita las instalaciones del Centro Integral del Vino para una fiesta privada de toreros tras la Goyesca. De esa, a pesar de la que se formó, y de las críticas, se escapó.

Pero echando la vista aún más atrás en las hemerotecas, también nos encontramos que se volvió a escapar de otro escándalo que protagonizó en 2009, cuando siendo entonces concejal delegado de Juventud organizó una fiesta de Halloween en la que no estableció las medidas de seguridad necesarias y además no dio aviso a la Policía Local para que regulase este multitudinario evento. Ello provocó la aglomeración de 500 jóvenes en la puerta de Casa de la Juventud y que una de las chicas que acudió resultase herida y tuviese que ser atendida en el hospital con una brecha en la frente.

Que pregunte quién filtró este parte policial a la prensa. Igual lo tiene muy cerca.

Hemeroteca

Recopilamos íntegramente la noticia que fue publicada en noviembre de 2009 en la Opinión de Málaga y que fue firmada por nuestro director, Blas Gil:

“Un informe de la Policía Local de Ronda señala que el Ayuntamiento pudo poner en peligro a cerca de 500 niños y jóvenes el pasado viernes día 30 de octubre, al organizar la fiesta de ´Halloween´ en las instalaciones de la Casa de la Juventud, “con una total falta de control” y de medidas de seguridad.

La presencia de la Policía Local en el lugar de los hechos se produjo después de que un vecino alertase a la centralita de que había una fiesta en el lugar y que varios jóvenes se estaban montando encima de los vehículos que había aparcados en la zona.

Los agentes que acudieron a la Casa de la Juventud informaron que había una gran cantidad de niños y jóvenes en las inmediaciones de la puerta de acceso a las pistas deportivas que hay en el edifico y que cortaban totalmente el tráfico en la calle.

Durante su actuación, relatan los policías en su informe, intentaron hablar con algún responsable del evento y, una vez que consiguen llegar a la puerta de acceso de las pistas deportivas, observan “como era tal la cantidad de niños que pretendían entrar, a la vez, que habían formado un tapón en la entrada, con el consiguiente peligro que conlleva de avalancha, pudiendo haber caído algún niño que hubiera sido pisoteado por el resto de personas que pretendían entrar”.

Los policías siguen en su informe indicando que una niña se golpeó en la cabeza sufriendo una herida sangrante, como consecuencia de esa entrada descontrolada al recinto.

Pero las irregularidades denunciadas por la Policía Local no se quedan ahí, ya que una vez que los agentes acceden al interior de las pistas deportivas comprueban que se vuelve a producir la misma circunstancia de aglomeración junto a la puerta de entrada, “que aún era más pequeña que la que da acceso a las pistas”. Fue necesario solicitar refuerzos para intentar controlar a la multitud, que “en su gran mayoría eran niños y así evitar daños mayores”.

La menor herida en este evento fue trasladada por los agentes a su domicilio.

El concejal de Juventud (delegación que organizó la fiesta), Alberto Orozco, expresó que solicitó con antelación la presencia policial en la zona, al tratarse de una actividad nocturna y en la que participaban niños y jóvenes. “En ningún momento pensamos que iba a tener tanta expectación y afluencia de público”, indicó.

No obstante señaló que se habilitó la puerta de las pistas deportivas, que era más grande, “para que los asistentes pudiesen acceder con más facilidad a las instalaciones”. Tras reconocer que pudo haber cierto descontrol en la entrada, apuntó que para años posteriores se buscará un recinto mayor y con mejor acceso para esta actividad”.

Este es el concejal que ahora quiere abrir un expediente a dos policías locales de Ronda. ¿Y a él quién se lo abre?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*