Ronda

Las cuentas internas de IU no cuadran; Álvaro Carreño debería dar explicaciones

Según anunció sólo cobraría 1.200 euros al mes por su dedicación exclusiva en el Ayuntamiento y que el resto lo donaría al partido. Sin embargo hay casi 5.000 euros que debería haber ingresado y que no aparecen en las cuentas de esta formación

El concejal delegado de Hacienda, Álvaro Carreño,en una foto de archivo de cuando estaba en la oposición.

Las cuentas internas de la agrupación local de IU que ha dado a conocer estos días atrás su coordinador y portavoz del Grupo Municipal, Álvaro Carreño, no cuadran, según los datos que maneja este periódico.

Recientemente Carreño convocó una rueda de prensa para informar sobre los gastos y los ingresos que había tenido esta formación en el ejercicio de 2017.  Una información que fue trasladada por dos de las radios locales (hay que recordar que a Diario Ronda no nos invitan para que no hagamos preguntas incómodas). Hemos intentado conseguir el audio al completo y no se nos ha facilitado, con lo que nos basamos en los datos ofrecidos por estas dos radios.

Según dice Carreño, IU tuvo unos ingresos correspondientes a la asignación que el Ayuntamiento paga a su Grupo Municipal de unos 14.400 euros, de los que unos 8.000 se destinaron a ayudas de carácter social.

Por otra parte IU también recibió unos 7.900 euros que procedían de las donaciones que realizó Carreño de su propio sueldo de concejal al partido y que según dice se han utilizado para reformas en la sede. Y ahí es donde no cuadran las cuentas y lo explicamos.

Resulta que un concejal del equipo de Gobierno con dedicación exclusiva con la situación y las cargas familiares de Carreño cobra entre 2.100 y 2.200 euros mensuales limpios (lo que se lleva a casa), a los que hay que añadir las dos pagas extras que suponen una cifra similar.

En este punto hay que recordar que este concejal, cuando empezó a cobrar su dedicación exclusiva en el Ayuntamiento, anunció a los cuatro vientos que él no venía a vivir de la política y que sólo cobraría 1.200 euros limpios por su trabajo cada mes como cualquier trabajador con un sueldo medio y que el resto lo donaría a su partido.

Pues bien, si percibe en su nómina 2.100 euros al mes, y sólo se queda con 1.200, debería donar 900 euros mensuales a su partido.

Haciendo cuentas: 900 por doce meses más dos extras suponen 12.600 euros. Si entregó a IU el año pasado 7.900 euros, ¿Dónde están los casi 5.000 euros que faltan?

Debería dar explicaciones y aclarar estas cuentas. No cuadran.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*