Ronda

Cerca de 70 rondeños participan en la primera ruta senderista de la Asociación de San Francisco que ha discurrido por los parajes del vial alternativo al Puente Nuevo

Durante la marcha se ha contado con el asesoramiento histórico, urbanístico y legal de entendidos en este tipo de infraestructuras, que han planteado distintas soluciones para mejorar la movilidad en Ronda

Los senderistas, tras realizar la ruta, se hicieron una foto de grupo en la Puerta de La Cijara.

Alrededor de 70 personas han participado este domingo en el primer ciclo de las Rutas Senderistas que ha organizado la Asociación de Vecinos del Barrio de San Francisco y que se ha desarrollado en esta ocasión con el  título ‘La Ruta de un Nuevo Acceso a Ronda-La Alternativa’.

A las 10.30 horas tenía lugar la salida desde el Ruedo Alameda, para posteriormente dirigirse los senderistas por  la carretera de San Pedro, Molino de Alarcón, arroyo de Las Culebras, Hoyo del Bote, barrio de San Miguel, Espíritu Santo y regreso a San Francisco.

Durante la marca se ha contado con el asesoramiento histórico que ha ofrecido el profesor y escritor Faustino Peralta, quien en distintas paradas ha ido explicando la evolución de la ciudad por esta zona con el paso de los siglos. De igual forma, se han conocido detalles de monumentos tan emblemáticos como Las Murallas, Los Baños Árabes, Puente Viejo e incluso el lugar concreto donde la confluencia del río Grande y el arroyo de Las Culebras forma el río Guadalevín, que posteriormente discurre por el Puente Nuevo.

Otra de las visitas destacadas ha sido la que se ha realizado a la ermita rupestre de La Oscuridad, que es una de los grandes valores patrimoniales de Ronda y que es poco conocida.

De igual forma también se ha contado con el asesoramiento del arquitecto técnico José A. García Molina, y del abogado Fernando Corrales, quienes han planteado algunos detalles sobre los posibles trazados para el vial alternativo que propone la Plataforma de Afectados por el Corte del Puente Nuevo, los pasos que habría que dar para su ejecución, así como los beneficios que podría ofrecer a los rondeños.

Pero no sólo se han planteado soluciones para los coches, ya que también han hablado de las calles peatonales, carriles para ciclistas, aparcamientos disuasorios, centro de interpretación e incluso la pasarela del Tajo, que complementarían las medidas de tráfico rodado.

Una novedosa experiencia que todos los participantes han aplaudido, ya que ha sido bastante esclarecedora sobre algunos datos históricos, técnicos y urbanisticos que pasan desapercibidos para la mayoría de los ciudadanos.

Para finalizar la actividad, en la que ha colaborado la Plataforma de Afectados por el Corte del Puente Nuevo y la Coordinadora del Pacto por la Movilidad Sostenible de Ronda, se ha ofrecido un arroz a todos los asistentes.

Desde la Asociación de Vecinos del Barrio de San Francisco ya se está preparando la siguiente ruta que discurrirá por Los Molinos del Tajo, otro de los espacios poco conocidos de los alrededores de Ronda.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

uno × dos =