Ronda

Otros dos concejales del PSOE: Márquez y Orozco, tendrán que declarar ante la juez por el ‘caso boda’

También tendrá que comparecer en calidad de testigo, al igual que los dos ediles, la secretaria municipal. Se ha decretado el procedimiento como ‘causa compleja’, por lo que se prolonga el periodo de instrucción

Cinco de los seis ediles que conforman el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento.

Otros dos concejales socialistas del equipo de Gobierno Tripartito (PSOE, PA e IU), en este caso Alberto Orozco y Francisco Márquez, tendrán que prestar declaración ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda, que investiga el conocido como ‘caso boda’ según ha podido confirmar Diario Ronda. Junto a ellos, también tendrá que acudir la secretaria municipal del Ayuntamiento, Inés Carolina Fábregas.

Estos dos cargos públicos y la funcionaria declararán en calidad de testigos, después de que la defensa de la alcaldesa, Teresa Valdenebro, que está imputada en esta causa haya solicitado su comparecencia ante la juez.

Además, debido a que la defensa de Valdenebro ha solicitado que se realice una prueba pericial sobre una de sus firmas que aparecen en los documentos de la boda, al afirmar que ha sido presuntamente falsificada, se ha decretado el caso como ‘causa compleja’. Ello significa que la juez ya no tiene que completar la instrucción en un plazo de seis meses, pudiéndose prorrogar hasta los 18 meses si fuese necesario, es decir, hasta el 1 de marzo de 2019.

Ha sido la Fiscalía la que ha realizado la solicitud de la ‘causa compleja’, al considerar que no es previsible que la instrucción pueda finalizar el en plazo legal inicial de seis meses, debido a la prueba pericial que debe realizarse de la firma y a los testimonios que hay que recoger de los dos concejales socialistas y de la secretaria municipal.

Caso boda

La juez, a instancias de la Fiscalía, investiga si se ha podido incurrir en un presunto delito de falsedad documental en relación al acta matrimonial de la hija del ex concejal socialista, José María Jiménez (que dimitió tras saltar el escándalo), que ofició la alcaldesa, Teresa Valdenebro, y que le permitió a la novia disfrutar de un contrato en el SAS y de unas vacaciones remuneradas que no le correspondían.

Se investiga si se cambiaron las fechas del enlace, de forma consciente, para facilitarle este puesto de trabajo y el viaje de novios.

Hay que recordar que actualmente se encuentran siete personas en calidad de investigadas en el ‘caso boda’: el ex concejal, la alcaldesa, el novio, la novia, dos funcionarias y el jefe de Gabinete de Alcaldía.

A ellos, de momento, ahora hay que sumar estos tres cargos más en calidad de testigos. Sigue el culebrón.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*