Opinión

A propósito de Ronda. El Puente se llenó…

Zona del Puente de San Miguel, Baños Árabes y Arroyo de las Culebras..

…con multitud de rondeños de nacimiento, adopción o querencia. Todos preocupados por su ciudad y desconcertados por el comportamiento de quienes ahora la gobiernan (¡), que no nos tienen en cuenta y nos desprecian con total descaro, creando conflictos donde solo debería haber avenencias segregando en lugar de unir, fastidiándonos a todos; casi, excepto a sus personas y aduladores con “pase” o, incluso, chófer, demostrando su vocación de servicio, ¿mande?

Bueno, dejemos a nuestros Sentados laborando por sus pensiones y sigamos con lo nuestro: ayudar a que Ronda mejore con propuestas positivas y factibles y a crear una conciencia crítica que, ojalá, sea capaz de cerrar el paso a quienes no son capaces de actuar en favor de quienes vivimos aquí.

Ya señalaba en mi articulito anterior que, debido a la topografía de la Ciudad y sus condicionantes urbanos, la única alternativa lógica, próxima, con un recorrido aceptable, respetuosa con el entorno, de coste ponderado y sensata, para desviar la mayor parte del tráfico de paso fuera de ella debe discurrir por las nuevas calles de la Cruz de San Jorge y el entorno del arroyo de Las Culebras. Hay dos opciones para ello, que ya propuse al equipo redactor del Plan General en vigor el año 1988, ha llovido desde entonces.

La primera una calle de dos direcciones y anchura suficiente por el lado de afuera, mirando desde el suelo urbano, de dicho arroyo, que cruzaría el río Grande junto a las instalaciones de la antigua depuradora. Para mí no sería la solución ideal porque su tamaño, en terrenos tan estratégicos junto a una zona patrimonialmente muy rica, tal vez fuera más un problema que una solución. Aparte de que el coste sería bastante elevado y su ejecución muy laboriosa.

Por ello me decanto por la segunda. Una alternativa más discreta, prácticamente invisible en el paisaje y muy respetuosa con el patrimonio, la riqueza arqueológica y la magnífica actuación de la Real Maestranza junto a los Baños Árabes, que está dignificando unos terrenos antes eriales y ahora muy cuidados, que formarían parte del parque ribereño que iría unido a ella.

Las calles de la Cruz de San Jorge están prácticamente sin uso pues la crisis inmobiliaria ha dejado paralizado el desarrollo urbanístico de esta barriada de nuevo cuño. Son perfectas para conseguir que los tránsitos motorizados se deriven al este, comuniquen de manera lógica, segura y cómoda una gran parte de nuestra población dejada totalmente de la mano en la actualidad. Y son el mejor enlace de la populosa barriada de San Rafael, la de Las Peñas y la de Padre Jesús.

Para conseguirlo no hay más que terminar unos cortos tramos que a nadie se le ha ocurrido concluir, actualmente terrizos y utilizados a riesgo y ventura por atrevidos conductores. El tráfico por estas zonas quedaría muy mejorado y se evitarían algunos recorridos casi de escalada. Estas calles dejarían de estar en el desuso y contribuirían mucho a mejorar la vialidad rondeña, desconcentrando partes con tráfico bastante agobiante.

Con ello estaría completa la mitad de la “cuerda” que el otro día señalé y sin costes dignos de mención. El resto, en uno de los sentidos, está también casi resuelto ya, solo que muy mal organizado y con algunos puntos necesitados de retoques. Habría que hacer el trazado del otro sentido con unas proporciones similares a las del actual camino del Molino Alarcón y, consiguientemente, muy discreto. El camino ya existente y que pisa el primer puente que tuvo nuestra ciudad tendría sentido hacia El Barrio y el nuevo hacia Cruz de San Jorge.

El existente es estrechito pero más que suficiente porque solo es de paso, allí no hay que aparcar porque no existen razones para ello, y donde las hay, unas explanadas sobradas para dar servicio a los edificios que lo bordean las satisfacen. Los coches no se verían apenas; hoy circulan por allí y pasan totalmente desapercibidos.

Los peatones andarían muy tranquilos y seguros por un paseíto a desnivel que aprovecharía la coronación del murete de contención de tierras que delimita el actual camino y que solo habría que prolongar en un corto recorrido aún no correctamente rematado. Mejorarían las vistas de los caminantes mientras disfrutan de un cómodo deambuleo sin tener que preocuparse por los coches.

Pasada la última casa, o cortijo, se unirían ambos sentidos ampliándose la actual calzada para permitir el doble tránsito. A llegar a la carretera de salida de El Barrio, lo más correcto sería hacer una rotonda que también comunicaría el carril que lo bordea por allí, y que, una vez pavimentado, sería otra cómoda alternativa para la zona.

El otro sentido, de nueva construcción, arrancaría del punto donde ambos quedan unidos y, cruzando el arroyo con un ligero puente, discurriría por la margen derecha hasta enlazar con el que ya existe y que da servicio a algunas fincas y, especialmente, al picadero de la Maestranza. Tras este, otro pequeño puente salvaría el río Grande desembocando en las instalaciones de la antigua depuradora y, finalmente, por detrás del compacto grupo de casitas allí levantadas alcanzaría las calles de la Cruz.

Junto al hotel Alavera sale un caminito que alcanza la otra orilla del arroyo. Esta vía sería doble, al ser recta, muy corta y no usada más que por los pocos que acceden a las instalaciones colindantes, y permitiría el cambio de sentido mejorando el acceso a las mismas.

Como son vías solo para vehículos ligeros no necesitarán tener más de tres metros de anchura y una inversión muy parca. Entre los caminos a ambos lados del arroyo se crearía un parque fluvial que se completaría con el ya muy desarrollado por la Maestranza, que ha arbolado con especies de gran porte sus pistas, y el fallido alrededor de la antigua depuradora y el camino Alarcón. Permitiría agradables paseos y el disfrute de todo este borde de La Ciudad muy poco conocido y, sin embargo, tan interesante y hermoso.

Con muy poco esfuerzo se conseguiría un desvío cómodo y práctico, reduciendo notablemente el número de vehículos por el casco antiguo, la presión sobre el mismo y olvidar los absurdos y discriminatorios cortes. Ahora hay que ver donde dejamos los coches, que sí es un problema peliagudo.

Pero eso será otro día.


2 comentarios en “A propósito de Ronda. El Puente se llenó…

  1. pierre

    Hola, yo no soy de Ronda, soy un Guirri 🙂 que viene a ronda desde ’96 casi 3 veces al año. La ruta alternativa por los baños arabes es una de las mas bonita y tranquillo parte que tiene Ronda… No tenian que circular coches, cada año veo mas gente andando alli disfrutando la naturaleza y vistas bonita que tiene la ciudad. Como ya quieren quitar peso al puente nuevo, no lo creo que mas trafico es bueno para la puente mas viejo que es san miguel. Entonces van a destruir una cosa bonita antigua de Ronda para proteger una puente que solo tiene 225 años. ….

    • Paco Vidal

      Pierre, iba a contestar al autor cuando, con agradable sorpresa, tropiezo con su
      atinado comentario.
      Me llama mucho la atención que usted siendo “guiri” (creo que francés) que solo viene tres veces al año a Ronda, le atribuye al puente exactamente los años que tiene. (225 años) mientras que algunos articulistas españoles se han empeñado en decir una vez tras otra, que el Puente Nuevo tiene 230 años.
      En cuanto a sus dudas de por qué se le da preferencia al puente nuevo sobre el puente árabe quizás le valga el siguiente ejemplo:
      Cuentan, que ya cercana la revolución francesa. (a punto de inaugurarse el puente de Ronda) las masas descontentas y hambrientas se encontraban rodeando Versalles y María Antonieta detrás de los gruesos muros del palacio pregunta a su secretario, ¿”Por qué gritan? Porque no tienen pan, Majestad”, contesta éste, “Pues que coman pastelítos” dice la reina. Como puede apreciarse la esposa de Luís XVI vivía de espaladas al pueblo y a la realidad. Precisamente es lo que les pasa a nuestras gobernantas que viven de espaldas al pueblo y la realidad.

      Perdona Quique que le haya respondido a este señor, cuando quizás te hubiese gustado hacerlo tú, pero me ha salido del corazón.
      “Permitiría agradables paseos y el disfrute de todo este borde de La Ciudad muy poco conocido y, sin embargo, tan interesante y hermoso” dices en tu trabajo. cuanta razón tienes. A un lado las murallas, al otro en un hermoso amanecer/atardecer, las iluminadas cumbres del Parque Nacional Sierra de las Nieves.
      Un abrazo, Paco

      preferencia al Puente Nuevo sobre al puente árbe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*