Comarca

La Fuente del Pozuelo de Parauta, herencia visigoda en la Serranía

Está ubicada en un antiguo camino medieval que servía de nexo de comunicación entre Ronda y el Molino Real, que utilizaba las aguas del río Genal para realizar su labor

Uno de los detalles de esta histórica fuente de Parauta.

El municipio de Parauta ha dado a conocer su Fuente del Pozuelo, histórico espacio con siglos de historia que se sitúa en uno de los extremos del casco urbano, junto al vial que conecta la entrada del municipio con el polideportivo y la piscina municipal. La fuente se halla en un antiguo camino medieval que servía de nexo de comunicación entre Ronda y el Molino Real, que utilizaba las aguas del río Genal para realizar su labor.

Todos los estudios apuntan a que el origen de la Fuente del Pozuelo se remonta a la época visigoda, cuando los primeros pobladores de la antigua “Auta” excavaron con acierto un pozo para obtener agua. Tiempo después, durante el periodo de dominación árabe, se levantó el emplazamiento actual compuesto por dos pilares en los que se almacena y se decanta el agua con el fin de servir de abrevadero de animales. Además, desde antaño hasta nuestros días el agua procedente de la Fuente del Pozuelo ha sido utilizada para regar las huertas del entorno. Muy posiblemente, el agua que mana de esta fuente proceda del conocido como “Cerro Aljibe”, un monte ubicado en las inmediaciones cuyo subsuelo es rico en agua, ya que por el mismo discurren diversos arroyos subterráneos que abastecen a varios pozos de la zona.

Fuente del Pozuelo.
Fuente del Pozuelo.

La impronta que los árabes dejaron en Parauta es innegable y queda puesta de manifiesto en la fisonomía del trazado urbano del pueblo, con calles estrechas y sinuosas. En el municipio se ubicaron tres alquerías o asentamientos musulmanes: uno en el entorno de la actual Fuente Alquería, otro más pequeño, en la zona de la Fuente del Pozuelo, a unos 300 metros del anterior y que lo complementaba, y la alquería de la Torrecilla o Torrichuela. Cabe recordar que una alquería era un pequeño poblado de aproximadamente veinte casas y de entre cincuenta y cien habitantes que dependía de un núcleo de población de mayor tamaño. Los habitantes de estas alquerías se dedicaban al trabajo rural, fundamentalmente a la agricultura y el pastoreo. Estas pequeñas comunidades, más comunes en el este de la Península Ibérica, solían tener un caserío principal donde se encontraba el señor, persona de mayor poder de la alquería, que tomaba las decisiones importantes en el poblado.

Por otro lado, en el casco urbano de Parauta y su entorno más próximo se encuentran cinco fuentes de interés, además de la Fuente del Pozuelo está la Fuente de Arriba, la Fuente de Abajo, la Fuente Nueva y la Fuentezuela.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

dieciocho − 10 =